Pese a lo sorprendente que puede llegar a parecer, ya son dos años consecutivos los que una procesión emblemática como la que se celebra el Viernes Santo en Murcia se queda sin poder salir a la calle para recorrer la capital del Segura.

Es el caso de 'los Salzillos', que en la Semana Santa de 2019 no procesionó como consecuencia de las precipitaciones. En esta ocasión, ha sido la crisis sanitaria generada por el COVID-19 la que ha impedido que estas espectaculares obras del escultor murciano sean disfrutadas por el público.

El Museo Salzillo de Murcia ha querido tener un gesto con la Real y Muy Ilustre Cofradía de de Nuestro Padre Jesús Nazareno haciendo sonar marchas de las procesiones que tendrían lugar este Viernes Santo.

El Museo Salzillo de Murcia hace sonar marchas de Semana Santa en un Viernes Santo atípico por el coronavirus