02 de abril de 2020
02.04.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Cae la contaminación en Murcia un 47% por el confinamiento

Ecologistas defienden que la reducción del tráfico afecta directamente a la calidad del aire

02.04.2020 | 11:54
La Gran Vía de Murcia, vacía.

La contaminación del dióxido de nitrógeno (NO2), muy vinculado al tráfico de vehículos a motor, se ha reducido en el entorno urbano de Murcia un 47 por ciento en las dos primeras semanas de confinamiento del mes de marzo.

Así lo ha avanzado el coordinador de Ecologistas en Murcia, Pedro Luengo, que advierte que el NO2, junto a las partículas en suspensión PM10 y PM 2,5 y el ozono, "son los contaminantes con mayor incidencia a nivel nacional".

A nivel nacional, la reducción media se cifra en un 55 por ciento en comparación con la media de la última década, desde 2010 a 2019, según el informe de Ecologistas en Acción 'Efectos de la crisis de la COVID-19 sobre la calidad del aire urbano en España', en el que se concluye que la reducción drástica del tráfico "se está traduciendo en una mejora sin precedentes de la calidad del aire, muy por debajo de los límites legales y las recomendaciones de la OMS".

El informe, elaborado por Ecologistas en Acción, analiza los datos oficiales de dióxido de nitrógeno (NO2) recogidos en 125 estaciones de medición, repartidas entre 24 ciudades del Estado español, entre las que se encuentra Murcia, durante el mes de marzo de 2020 y de los diez años anteriores.

Según Luengo, uno de los efectos del confinamiento es la reducción "drástica" del tráfico, que en algunos sitios de España ha llegado al 90 por ciento en el caso de vehículos particulares y el 50 por ciento en el tráfico pesado.

En cuanto a la ciudad de Murcia, el valor medio de NO2 de la red urbana entre el 14 y el 31 de marzo de 2020 ha sido de 17 microgramos por metro cúbico (mg/m3), mientras el valor equivalente para el período 2010-2019 fue de 31 mg/m3, lo que supone una reducción del 47%.

En el caso de la estación de tráfico más significativa, San Basilio, el valor medio de NO2 entre el 14 y el 31 de marzo de 2020 ha sido de 24 mg/m3, mientras en el período 2010-2019 fue de 40 mg/m3, suponiendo una reducción del 39%.

En definitiva, "esta dramática situación creada por la pandemia del coronavirus viene a corroborar algo en lo que viene insistiendo Ecologistas en Acción y toda la comunidad científica: que la reducción del tráfico motorizado en las ciudades tiene claros efectos en la disminución de la contaminación, algo que a su vez supone una importante mejora de la salud pública".

Una vez se salga de esta "dura" crisis, del confinamiento y las limitaciones a la circulación de las personas, esta constatación, según Luengo, "debería marcar las políticas de movilidad urbana, implantando zonas de bajas emisiones ambiciosas, recuperando el transporte público y potenciando la bicicleta y el tránsito peatonal, como medios de transporte alternativos al vehículo privado".

Hay que recordar que el NO2 provoca cada año en España alrededor de 7.000 muertes prematuras, según el Instituto de Salud Carlos III y la Agencia Europea de Medio Ambiente. "Es un gas irritante que agrava las enfermedades respiratorias y merma la resistencia a las infecciones, por lo que su drástica reducción es una buena noticia, en el contexto de emergencia sanitaria actual", dice.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook