15 de marzo de 2020
15.03.2020
Medio ambiente

El reciclaje de residuos especiales en Murcia se duplica en sólo tres años

Los murcianos depositaron el pasado ejercicio más de 624 toneladas de estos desechos en los ecopuntos móviles y en el Ecoparque de San Ginés frente a las 334 toneladas que se contabilizaron en el año 2016

14.03.2020 | 18:32
El reciclaje de residuos especiales en Murcia se duplica en sólo tres años

La conciencia ambiental cada día está más presente entre los murcianos. Así lo demuestran los datos de reciclaje de residuos especiales en los ecopuntos móviles del Ayuntamiento de Murcia y el Ecoparque municipal de San Ginés, donde el pasado año se recogieron más de 624 toneladas de este tipo de desechos frente a las 334 de toneladas que se depositaron hace tres años.

A los residuos habituales que se generan cada día en cualquier domicilio (restos de frutas y verduras, cascaras de huevo, envases, vidrios o cartón) hay que sumar otro tipo de enseres de los que también hay que desprenderse, como son pilas, baterías, aceite usado, bombillas, pinturas, así como los conocidos como 'e-waste', residuos generados por una sociedad cada vez más tecnológica.

Para facilitar a los ciudadanos una forma cómoda de desprenderse de este tipo de residuos especiales, el Ayuntamiento junto a Ferrovial ponen cada día de la semana en la calle seis ecopuntos móviles que van cambiando de ubicación y de horario, a lo que también se suman las dependencias del Ecoparque de San Ginés, abierto de lunes a viernes en horario de mañana y de tarde, y los sábados de 8.00 a 14.00 horas.

No obstante, las cantidades que cada persona puede depositar en los ecopuntos móviles de cada producto están limitadas, ya que los vehículos tienen unas determinadas dimensiones y en su interior llevan depósitos separados para cada residuo. Así, en aceites se permiten hasta cinco litros; en ácidos etiquetados, un litro; cinco unidades máximo de aerosoles vacíos; dos unidades de almohadas o alfombras; dos baterías; cinco móviles o tabletas; cuatro kilos de pilas o 20 radiografías, entre otros muchos productos.

Sus responsables recuerdan que este servicio está orientado únicamente a particulares, ya que las empresas tienen sus propios gestores de residuos autorizados.

Otra cuestión que suele generar dudas es qué tipo de residuos no son admitidos. En este grupo se encuentran, por ejemplo, medicinas, jeringuillas, restos de poda y escombro, que deben llevarse directamente al Ecoparque.

El Ayuntamiento recuerda que «el mantenimiento sostenible del medio que nos rodea es un compromiso que todos estamos obligados a asumir y que ayuda a producir una menos cantidad de residuos y a tratar de forma correcta aquellos que no sea posible evitar».

Elementos tóxicos

Los residuos recogidos cada día en los ecopuntos móviles son trasladados hasta el Ecoparque de San Ginés, pero los ciudadanos también pueden ir a las instalaciones de forma particular. A la entrada del recinto un operario informa a los usuarios sobre la forma de realizar el depósito de cada uno de los residuos y la localización de los diferentes contenedores. Pero para que el servicio que se presta en el Ecoparque sea el correcto, es necesario que los residuos lleguen previamente separados y se depositen en los contenedores específicos.

Una de las ventajas de depositar los residuos especiales en estas instalaciones es que así se encuentra la mejor solución para cada uno de ellos. Un ejemplo son los tubos fluorescentes o lámparas de bajo consumo que tienen elementos tóxicos como el mercurio que si no se reciclan son muy contaminantes, o un frigorífico antiguo que tiene aceite en el compresor, además de un gas refrigerante basado en cloro flúor carbono.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook