26 de febrero de 2020
26.02.2020
Sucesos

Siete detenidos en otro golpe al cultivo de 'maría' en pedanías de Murcia

La Policía Nacional lleva a cabo registros en domicilios de La Alberca, El Palmar, Espinardo y Casillas y decomisa 2.800 plantas, marihuana congelada para hacer aceite y una escopeta

26.02.2020 | 19:48
Agentes, en el operativo de La Alberca.

Los agentes se ven obligados a cargar en la operación en el Espíritu Santo, después de ser insultados por vecinos

La Policía Nacional se veía obligada a cargar en Espinardo, durante una redada antidroga, a consecuencia de la actitud violenta de un grupo de vecinos, que increparon a los agentes y llegaron a insultarles. El incidente se saldó, no obstante, sin heridos. Era una de las paradas de un operativo que duraba desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde, en el cual se decomisaban 2.800 platas de marihuana y nueve kilos de 'maría' congelada para fabricar aceite.

El Cuerpo asestaba este miércoles un nuevo golpe al cultivo y tráfico de marihuana en la Región, con registros en las localidades de La Alberca, El Palmar, Casillas y Espinardo, que se saldaba con siete personas arrestadas. En concreto, una mujer de 23 años y seis varones, con edades comprendidas entre los 27 y los 51 años.

En la primera pedanía, el operativo se desplegó en la barriada de Los Almendros. La Policía tenía conocimiento de que en uno de los edificios de la zona había montado un invernadero de 'maría'.

A media mañana, investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de la Región montaron el operativo en torno al Edificio Navamur, pues era en uno de sus pisos donde tenían el registro.

La Policía decomisó decena de cajas de marihuana, así como útiles para su cultivo. En total, se efectuaron siete registros en domicilios usados para cultivar droga. Además de la 'maría, se requisó una escopeta repetidora.

En cuanto a los útiles, los investigadores sacaron cerca de 150 transformadores y otras 150 lámparas halógenas, además de una veintena de aparatos de aire acondicionado, los cuales necesitan para que la plantación crezca en óptimas condiciones.

El operativo se trasladaba, horas después, al Espíritu Santo de Espinardo, barriada tristemente conocida por la compra y venta de estupefacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook