14 de febrero de 2020
14.02.2020
Justicia

Piden 11 años de cárcel para un empleado de Correos que se quedó con 33.800 euros

Se apoderó de las entregas de fondos de clientes efectuadas en la oficina de la que era director, según el fiscal

14.02.2020 | 14:50
Un repartidor de Correos.

El fiscal ha pedido penas que suman once años de prisión y multa de 3.600 euros para el exdirector de una sucursal de Correos de Murcia que va a ser juzgado próximamente ante un jurado popular acusado de los delitos de malversación de caudales públicos y falsedad por la presunta apropiación de 33.800 euros.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía señalan que el acusado, V.R., al menos desde septiembre de 2016, "se fue apoderando de forma continuada de las entregas de fondos de clientes efectuadas en la oficina de la que era director".

Y añade que a mayo de 2017 la suma total presuntamente distraída se elevaba a 32.200 euros, cantidad a la que el ministerio fiscal añade los 1.629 euros en que fueron valorados los productos y efectos de la oficina, como sobres, cajas y sellos, de los que supuestamente se apoderó.

Siempre según la acusación estatal, con el fin de ocultar, presuntamente, el desfase en las cuentas de la entidad, en mayo de 2017 habría modificado la llamada "hoja de arqueo interno" de la oficina".

La alteración habría consistido en incluir los 32.200 euros en la casilla de total existencias, "lo que determinó que si la suma real de efectivo era de 11.277 euros, la suma ficticiamente hecha así constar ascendiera a 43.477 euros".

La fiscalía considera que el acusado sabía que esa cantidad no existía en la caja de la sucursal y que el documento elaborado no era veraz.

Además de las penas de prisión y multa se piden para el acusado quince años de inhabilitación especial para el ejercicio de la función pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook