20 de enero de 2020
20.01.2020
Sanidad

La nueva clínica de radioterapia IMED abrirá sus puertas en abril

En ella recibirán tratamiento más de 800 pacientes oncológicos de las áreas de salud del Morales Meseguer y el Reina Sofía

19.01.2020 | 19:58
Las obras de la clínica se están llevando a cabo en una parcela que hay frente al centro comercial Nueva Condomina.

La inversión prevista en las instalaciones supera los 10,5 millones de euros.

IMED Hospitales comenzará a tratar a pacientes oncológicos en sus propias instalaciones de Murcia en el segundo trimestre de este año. Las obras del nuevo centro que el grupo sanitario está levantando en la zona norte de la ciudad avanzan a buen ritmo y el edificio ya va cogiendo forma, por lo que sus responsables esperan que los pacientes murcianos sean derivados a él en los próximos meses y calculan que podría abrir sus puertas en abril.

Las instalaciones de la futura clínica de radioterapia se están levantando en un solar de 10.000 metros cuadrados junto al centro comercial Nueva Condomina, un proyecto en el que IMED Hospitales invertirá más de 10 millones de euros. La clínica se dividirá entre sótano y planta baja y será similar a los centros con los que el grupo ya cuenta en Elche y Valencia, equipándolo con diversa tecnología para el tratamiento del cáncer.

En las últimas semanas ha aumentado la actividad en la zona donde se está levantado el edificio y se ha dado un impulso al proyecto para que los usuarios de dos de las principales áreas de salud de la Región, Área VI y VII, sean atendidos en él. El tratamiento de radioterapia a los pacientes oncológicos de los hospitales Morales Meseguer y Reina Sofía está externalizado y fue adjudicado por el Servicio Murciano de Salud (SMS) a este grupo sanitario hace dos años, ya que los mencionados centros públicos no cuentan con los aceleradores lineales necesarios para estos tratamientos.

Desde IMED Hospitales explican a LA OPINIÓN que el edificio se divide en planta baja y sótano con 2.000 metros cuadrados de superficie y la inversión se divide entre los 5 millones de euros de presupuesto que tiene el inmueble e instalaciones especializadas y los 5,5 millones de euros que se van a invertir para dotarlo del equipamiento médico necesario, por lo que la inversión total alcanzará los 10,5 millones.

Desde la Administración regional calculan que por las nuevas instalaciones de la zona norte de la ciudad de Murcia pasarán cada año unos 800 pacientes de las áreas de salud del Morales Meseguer y el Reina Sofía, aunque el grupo hospitalario afirma que tienen capacidad para que esta cifra llegue hasta los 1.500 pacientes.

Durante el proceso de licitación, IMED planteó la posibilidad de trasladar a los pacientes oncológicos para sus tratamientos a clínicas de Elche y Torrevieja mientras que ellos levantaban este nuevo edificio en Murcia, ya que no cuentan con instalaciones propias en la Región. Al ser la oferta mejor valorada, el SMS les hizo cambiar esta condición con el objetivo de mejorar la atención a los enfermos y evitarles desplazamientos innecesarios, para lo que IMED llegó a una acuerdo con la anterior empresa concesionaria para que les cediera sus aceleradores en Murcia y que ningún paciente tuviera que salir fuera.

De esta manera, en la actualidad los usuarios que pasarán a recibir el tratamiento en la nueva clínica que se está haciendo junto a Nueva Condomina son atendidos en los hospitales Virgen de la Arrixaca de Murcia, Santa Lucía de Cartagena y en el centro que hay en el Cabezo Cortao, tal y como explican desde la Consejería de Salud de la Región de Murcia.

Equipamiento

IMED asegura que el nuevo centro de radioterapia oncológica contará con un equipamiento que «lo situará como el centro más avanzado de España». Entre los dispositivos que está previsto instalar se encuentran dos aceleradores lineales modelo Elekta Versa HD, una unidad de braquiterapia modelo Nucletron Flexitron y un equipo de TAC para planificación de radioterapia.

Los aceleradores lineales permiten ofrecer tratamientos de alta precisión gracias al control de imagen adaptado para cada técnica (IGRT, Radioterapia guiada por la imagen), entre las que destacan la IMRT (Radioterapia de Intensidad Modulada), VMAT (Arcoterapia Volumétrica), Radiocirugía y SBRT/RTEF (Radioterapia Estereotáxica Fraccionada).

El servicio se completa con la unidad de braquiterapia, dotada con un radioquirófano completamente equipado con los aplicadores necesarios para el tratamiento de diferentes patologías. En él está ubicado un equipo de braquiterapia de alta tasa (HDR) de carga diferida.

En la actualidad los hospitales Virgen de la Arrixaca de Murcia y Santa Lucía de Cartagena cuentan con servicio de radioterapia. En el centro de El Palmar se atiende a los enfermos del área de la Arrixaca, así como a los de Lorca, Yecla, Cieza y Caravaca, mientras que en Santa Lucía reciben tratamiento los de Cartagena y Mar Menor. Por lo que contrato con el grupo IMED Hospitales contempla la atención a los enfermos oncológicos de las áreas del Morales Meseguer y Reina Sofía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook