16 de enero de 2020
16.01.2020
Educación

El 60% de los padres que pide escuela infantil municipal en Murcia se queda sin plaza

El PSOE critica que la red de centros públicos no haya aumentado en veinte años y acusa al PP de hacer "una gestión caótica"

15.01.2020 | 20:56
Los concejales socialistas Antonio Benito y Esther Nevado.

La edil de Educación responde que se han creado decenas de plazas.

Las escuelas infantiles municipales que dependen del Ayuntamiento de Murcia no son suficientes para atender la demanda de los padres que quieren acceder a una guardería pública, una situación que se traduce en que el 60 por ciento de los usuarios que quieren entrar se quedan sin plaza. Los concejales socialistas Antonio Benito y Esther Nevado afirman que esta cifra deja ver el déficit que existe en plazas de escuelas infantiles en el municipio y los «escasos» recursos que pone el Consistorio a disposición de los padres para poder conciliar vida familiar y laboral.

Benito afirma que hace más de veinte años, desde que gobernaba el PSOE, no se ha abierto una nueva escuela infantil en Murcia ni se ha creado una nueva plaza pública y los recursos que existen siguen siendo los mismos pese al aumento de población. «Se ha apostado por los centros de conciliación basados en el capitalismo de amiguetes», dice el concejal, quien acusa al PP de llevar a cabo una «gestión caótica» de estas instalaciones.

Desde el PSOE lamentan la situación que presentan las siete escuelas infantiles municipales (Algezares, Beniaján, La Alberca, La Paz, El Palmar, Santiago El Mayor y Sangonera la Verde), que sufren un importante deterioro, así como los ocho centros de conciliación, gestionados de forma privada aunque construidos sobre suelo municipal, y que, según la concejala Esther Nevado, «no cumplen con los requisitos comprometidos de atender a niños con necesidades sociales ni tampoco con la conciliación».

Antonio Benito ha enumerado algunas de las deficiencias más destacadas como la de la escuela San Roque de Algezares, cuyos alumnos han tenido que ser trasladados al Palmar, o la de Beniaján, donde también el pasado año «se detectó que el pabellón donde estaban los bebés no era habitable» y los han tenido que trasladar a un centro de conciliación y «estamos pagando 140 euros por niño, precio de mercado, y encima ponemos el profesorado».

Su compañera hace hincapié en los problemas de los centros de conciliación y dice que «aunque se suponía que iban a ofrecer tarifas estándar, no es así» y critica que varios de ellos no tengan horario de tarde.

La concejala de Educación, Belén López Cambronero, responde al PSOE que «en este último curso se han creado decenas de nuevas plazas en las escuelas infantiles del municipio» y en cuanto a la escuela infantil de Algezares, la edil responsable indica que «estamos trabajando para construir un nuevo edificio en la pedanía que albergue a los pequeños».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook