10 de enero de 2020
10.01.2020
Obras

Modificarán el Colector Oeste para que el agua no vaya al Segura

La CHS busca soluciones alternativas al proyecto que ya se encuentra redactado para evitar que el caudal recogido en Espinardo y Churra pueda desbordar el río en el tramo de la ciudad

09.01.2020 | 20:21
Estado en el que se encuentra la Contraparada.

El proyecto del Colector Oeste, que tendría que encargarse de canalizar todo el agua de lluvia recogida en la zona de Churra y Espinardo, no se ejecutará tal y como estaba proyectado. Así lo ha manifestado el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, momentos antes de reunirse con al alcalde de Murcia, José Ballesta, para tratar iniciativas que afectan al principal municipio de la Región.

Según lo previsto, el Colector Oeste se proyectó para evitar las habituales inundaciones que se producen en Churra y Espinardo cuando hay episodios de lluvias intensas y el proyecto inicial contemplaba la canalización de todo ese agua para llevarla hasta el Segura.

Sin embargo, la última DANA sufrida en la Región hizo que el cauce del Segura se situara en su límite, a punto de sufrir desbordamientos en el centro de la ciudad, lo que obligó a actuar con rapidez para retirar las ramas arrastradas y que generaron tapones en los puentes. Urrea afirma que continuar con el proyecto del Colector como estaba planteado, llevando el agua de la zona Norte al Segura, «sería trasladar el problema de las inundaciones y esa no es la solución».

El presidente de la CHS considera que con él se trasladaría al tronco central del Segura un volumen de agua muy importante, de unos 100 metros cúbicos por segundo, y teniendo en cuenta que «en el último episodio de lluvia el cauce estuvo en su límite» plantear aumentar su cauce no es lo aconsejable.

Por ello, la Confederación Hidrográfica del Segura va a contratar un estudio sobre el tramo central del Segura con la Universidad Politécnica de Valencia para buscar soluciones ante la «vulnerabilidad» que presenta. Estas soluciones pasarían, según Urrea, por hacer alguna presa, como la de Tabala, y plantear otras como pueden ser las llanuras controladas de inundación para liberar caudal.

«No entendemos el cambio»

El alcalde de Murcia, que acudió al encuentro junto al concejal de Desarrollo Sostenible, Antonio Navarro, insistió en la necesidad de agilizar la licitación y adjudicación de esta infraestructura «vital para los murcianos», cuyo proyecto redactó la propia CHS. Ante la nueva postura del organismo de cuenca, el edil dice no entender que «ahora el Ministerio quiera frenar el proyecto en contra del propio criterio técnico que motivó su redacción». Antonio Navarro insiste en que si se vuelven a inundar las pedanías de la zona Norte de Murcia como Espinardo, Churra y Cabezo de Torres, «la responsabilidad recaerá sobre el Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España» e insiste en que «estamos ante un problema que se produce sistemáticamente dos o tres veces al año en el municipio de Murcia y que viene motivado por la carencia de infraestructuras».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook