08 de enero de 2020
08.01.2020
Sucesos

Un detenido en un altercado con arma de fuego en un poblado chabolista de Murcia

La Policía intercepta al sospechoso en una furgoneta en El Puntal, recupera los casquillos y busca el revólver

08.01.2020 | 16:55
Agentes, en el poblado junto a la furgoneta en la que iba el sujeto.

La Policía Local de Murcia ha detenido a un hombre, cuya identidad y edad no ha sido facilitada, por su implicación en un altercado en el poblado chabolista de El Puntal, en Murcia, informan fuentes policiales.

Pasadas las dos de la tarde, media docena de personas alertaban a la Policía de que se estaba produciendo una pelea en la citada zona, por donde circulaban, indicaron los testigos, personas armadas.

Hasta cinco vehículos de la Policía Local y la Policía Nacional se movilizaron rápidamente a la zona. El despliegue, que llamó la atención de vecinos y curiosos, se saldó con el arresto de un hombre extranjero, que era quien había llegado a disparar un revólver detonante. La Policía ha recuperado los casquillos, aunque, de momento, no el arma de fuego. 

El sospechoso fue detenido cuando circulaba con una furgoneta de color gris y presumiblemente intentaba escaparse del lugar. El vehículo fue trasladado al depósito municipal.

Fuentes cercanas al caso explicaron que este sujeto iría con otro que, de momento, no ha sido localizado.

Testigos afirmaron que lo que pasó fue una pelea entre dos grupos de personas que residen en la zona y tendrían viejas rencillas. Afortunadamente, nadie salió herido durante la riña. 

En el lugar, la Policía se encontró con numerosos enseres apilados: juguetes, montañas de basura y bicicletas equipadas con grandes cajas de plástico.

La práctica totalidad de las personas que viven en este asentamiento son extranjeras, algunas de ellas en situación irregular en España. Se ganan la vida como buenamente pueden, bien con la mendicidad o la recogida de chatarra que posteriormente venden.

En el caso de El Puntal, vecinos de la zona llevan tiempo denunciando las condiciones infrahumanas en las que subsisten estas personas, sin que el poblado sea levantado. De cuando en cuando, la Policía se desplaza al lugar y lleva a cabo controles. No obstante, no se trata de zonas en las que la presencia policial sea requerida con asiduidad. «Son zonas tranquilas, ahí viven y no quieren follones con nadie», explican fuentes policiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook