07 de enero de 2020
07.01.2020
Consistorio

El Ayuntamiento de Murcia desembolsa más de 40 millones al año por las competencias impropias

Los gastos que sufraga en capítulos como sanidad, educación o transporte son superiores a lo que incluyen los presupuestos municipales en el capítulo de inversiones para ciudad y pedanías

06.01.2020 | 20:43
Murcia tiene una población similar a la de Zaragoza, pero recibe la mitad de dinero que la capital maña.

Mantener los consultorios médicos, el transporte público, pagar a los conserjes de los colegios o prestar determinados servicios sociales. Estos son algunos ejemplos de las llamadas 'competencias impropias', aquellas que ejercen los ayuntamientos siendo responsabilidad de otras administraciones y con las que pretende acabar la reforma local.

En el caso de Murcia, capital de la Región y el séptimo municipio de España, el coste para las arcas municipales supera los 40 millones de euros anuales de un presupuesto total cercano a los 400 millones y que suponen un verdadero roto en la contabilidad local, que tiene un capítulo de inversiones por debajo de lo que el Ayuntamiento desembolsa en esas competencias impropias.

La reivindicación de que ese dinero debe ser sufragado tanto por el Estado como por las autonomías no es única de la capital de la Región, como explica el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Murcia, Eduardo Martínez Oliva, quien añade que los municipios llevan años reclamando que se compense ese gasto que hacen los consistorios.

«Somos la administración más cercana al ciudadano. No nos corresponde prestar ese servicio, pero lo hacemos por responsabilidad. Todos los municipios tenemos el mismo problema, sean grandes o pequeños», indica el concejal de Hacienda, quien añade que Murcia tiene un déficit de financiación importante porque sufraga dentro del capítulo de gasto corriente servicios de sanidad, educación, limpieza, seguridad, transporte, etc.

La solución está clara para Martínez Oliva. Hay que hacer un nuevo modelo de financiación local y que no debe estar sujeto a los cambios que se puedan producir dentro del contexto nacional. La capital de la Región y el resto de municipios del país no están solos en esta cruzada. Cuentan con el apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias, que ha denunciado en distintas ocasiones que la asunción de esas competencias impropias son responsables en un porcentaje importante de las penurias económicas que han pasado en la época de crisis económica distintas corporaciones del país.

El concejal de Hacienda considera que, pese a la crisis económica padecida, los ayuntamientos son administraciones cumplidoras. De hecho, el Ayuntamiento de Murcia obtuvo en 2018 un superávit (el de 2019 aún no se conoce) de casi 19 millones de euros. En distintas ocasiones, el edil ha señalado que «el rigor con el que el Equipo de Gobierno ha llevado la gestión económica estos años se pone de manifiesto en esta liquidación, que resulta con superávit pese a la política de reducción de impuestos y de mejora de los servicios públicos, al mismo tiempo que se ha reducido el endeudamiento y el período medio de pago a proveedores. Y todo ello, cumpliendo con la regla de gasto y de estabilidad presupuestaria».

Además de las competencias impropias, el Gobierno local también considera que la capital de la Región debe recibir más por su condición de capitalidad y tener una mejor financiación estatal al tratarse de un municipio con un creciente padrón de habitantes. Y es que Murcia recibe la mitad de dinero que otras ciudades con una población similar como Zaragoza, a la que se le financia con casi 400 euros por habitante, el doble que a la capital de la Región.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook