03 de enero de 2020
03.01.2020

Los dueños de los castillos del Puerto de la Cadena se enfrentan a un expediente sancionador

La Comunidad les ha comunicado los desperfectos hallados a fin de que se lleven a cabo las medidas correctoras y advierte que, si no se efectúan en el plazo legal, "se plantearía la intervención"

02.01.2020 | 19:19

Los dueños de los castillos del Puerto de la Cadena en Murcia, concretamente las fortalezas del Portazgo Inferior y Superior, se podrían enfrentar a un expediente sancionador si no subsanan las deficiencias que se han denunciado por parte de la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur). Así lo han comunicado a LA OPINIÓN fuentes de la Consejería de Cultura, que recalcan que la Comunidad «no tiene la competencia ni la obligación de ir a limpiar las pintadas» del Portazgo Bajo, uno de los desperfectos realizado en las fortalezas.

Si bien, una vez que la Administración otorga la categoría de Bien de Interés Cultural a una infraestructura, es su deber velar por su buen estado. Y en este caso, desde la Dirección General de Bienes Culturales se ha comunicado la situación a los dueños de dichos castillos, a fin de que se lleven a cabo las medidas correctoras para su mantenimiento y conservación, afirman dichas fuentes, y añaden que, en el caso de que no se efectúen los arreglos pertinentes por parte de los titulares de las fortalezas, se abriría un expediente sancionador; «pero esta opción no se plantea por el momento, porque está todo dentro de los plazos», matizan desde la Comunidad, que no ha sabido concretar a esta Redacción la duración de dichos plazos legales. «Cuando se acaben, entonces se plantearía nuestra intervención».

Sin embargo, la Comunidad Autónoma es la encargada de la gestión y mantenimiento del Portazgo Alto y sus accesos, según señalan fuentes del Ayuntamiento de Murcia. Entre los accesos está una escalera con tablones de madera que se encuentra en pésimas condiciones. Por otro lado, el Ministerio de Fomento y la inmobiliaria y promotora Profusa, empresa perteneciente al Grupo Fuertes, son los encargados de la gestión del Portazgo Bajo, situado frente al párking del área recreativa del Castillo de la Asomada.

Desde Huermur insistían en que la Consejería de Cultura tiene «competencia en la materia» cuando efectuaron la denuncia del «grave deterioro» de estos castillos del Puerto de la Cadena, cuyos orígenes se remontan al siglo XII y que actualmente ostentan la categoría de Bien de Interés Cultural BIC, la más alta protección cultural que otorga la ley de patrimonio dado su importante valor patrimonial.

«Estos castillos, enclavados en pleno Parque Regional de El Valle y Carrascoy, están totalmente abandonados, plagados de malezas, pintadas, basuras, y una larga ristra de desperfectos y preocupantes roturas. Esta situación fue denunciada por Huermur ante la Consejería hace años sin que a día de hoy esta administración regional con competencias en la materia haya hecho lo más mínimo para solucionar esta situación».

Estos castillos del Puerto de la Cadena fueron incluidos en la investigación abierta por la Asamblea Regional con objeto de indagar sobre el mal estado de conservación y deterioro de las fortalezas y castillos de la huerta de Murcia, donde también se investiga el deterioro de fortalezas como la de Monteagudo, Los Garres, Cabezo de Torres, la Asomada, Cabezo del Moro, o el castillo de La Luz entre otros muchos. Una investigación que está paralizada desde hace meses y sin actividad reciente conocida, indican desde el colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook