29 de diciembre de 2019
29.12.2019
La Opinión de Murcia
Canal UCAM

El conocimiento al servicio de la sociedad

La Católica de Murcia destaca especialmente en las áreas de Salud, Deporte y Alimentación

29.12.2019 | 04:00
El conocimiento al servicio de la sociedad

Mejorar la salud
Juan Carlos Izpisua, catedrático extraordinario de Biología del Desarrollo de la UCAM y director del laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk de La Jolla (California, EEUU) está desarrollando investigaciones promovidas por la Universidad Católica centradas en la aplicación de tecnologías de edición génica para revertir el envejecimiento, regenerar órganos, desarrollar herramientas contra enfermedades raras, curar la esclerosis múltiple o regenerar músculos.

Envejecimiento saludable
Liderado por el doctor Pablo Marcos, desde la Facultad de Deporte se desarrolla este proyecto internacional en el que participa un equipo multidisciplinar de las universidades Católica de Murcia y de Cádiz, Foro Itálico (Italia), Lapin (Finlandia), Latvia (Letonia) y Limerick (Irlanda). Las primeras conclusiones señalan cómo tras doce semanas de entrenamiento con personas de entre 65 y 75 años, éstas mejoran su capacidad funcional, composición corporal y fuerza.

Nuevos fármacos por supercomputación
El doctor Horacio Pérez lidera este proyecto con el fin de combatir el Alzheimer, cáncer colorrectal, diabetes, virus del Zika o enfermedad de Fabry. Con él trabaja un equipo multidisciplinar, con colaboradores de España, EE.UU, Alemania e Italia. Está financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Tensión arterial
El Grupo de investigación liderado por el doctor Javier López Román, junto a la empresa Monteloeder, está desarrollando una investigación enfocada a prevenir y mejorar los problemas relacionados con la tensión arterial.

Descontaminación de aguas
Life Clean Up es un proyecto internacional liderado por el doctor José Antonio Gabaldón, cuyo objetivo es la limpieza de contaminantes emergentes en el agua. Los tratamientos convencionales aplicados en las depuradoras pueden llegar a retener entre el 40-70% de éstos, lo que conlleva que sigan existiendo pequeñas trazas o concentraciones, de ahí la importancia de esta investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook