Murcia comienza a prepararse para celebrar la Navidad y, mientras que los operarios arrancan con el montaje de las luces que iluminarán la ciudad en las últimas semanas del año, los bares ya están planificando los días de Nochebuena y Nochevieja, en los que la gran mayoría sacan la celebración a la calle instalando barras en la vía pública.

Para regular su uso y que todos los establecimientos cumplan la normativa, el concejal de Comercio, Mercados y Vía Pública, Juan Fernando Hernández, ha planteado la posibilidad de cerrar al tráfico aquellas calles en las que la acumulación de personas es más alta durante los días de Nochebuena y Nochevieja, permitiendo también así instalar un mayor número de barras en estas zonas y garantizar la seguridad de quienes salen desde media mañana o de 'tardeo' para festejar la Navidad estos dos días.

Para ello, el responsable de Vía Pública ya ha estado hablando con Hostemur, a quienes les ha pedido que presenten un listado con las zonas que se podrían cerrar al tráfico esos dos días. Una vez que tenga ese documento, el edil tiene previsto mantener una reunión la próxima semana con el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Martínez-Oliva, y los responsables de los servicios de Policía Local y Bomberos para determinar si las zonas planteadas se pueden cerrar. Martínez-Oliva explica a LA OPINIÓN que está abierto a escuchar los planteamientos de su compañero de Vía Pública y que «son Policía y Bomberos los que tienen que determinar si lo que se plantea se puede hacer y el dispositivo de apoyo que se establecería».

Barras en barrios y pedanías

La pasada semana se publicó en el Borm el decreto para la instalación de barras en la calle para Nochebuena, Nochevieja y Fiestas de Primavera que, por primera vez, se hace extensivo a barrios y pedanías de Murcia sin limitarlo sólo a la ciudad. Para elaborar el listado de calles en las que se pueden colocar barras los técnicos han tenido en cuenta aspectos como la accesibilidad de la zona, el espacio de la calle, el ancho de las aceras y si hay espacio suficiente para que las personas no invadan la vía pública.

No obstante, algunos hosteleros han mostrado su malestar al considerar que del listado de calles aptas para colocar barras se ha eliminado algunas de las que están en las Zonas de Especial Protección Acústica y aunque esta Redacción intentó ayer contactar con Hostemur, no logró obtener respuesta.