14 de noviembre de 2019
14.11.2019
DANA

Garajes llenos de barro en Murcia dos meses después de la DANA

Vecinos de Juan de Borbón, donde se hizo un gran socavón por las intensas lluvias de septiembre, aún no han podido meter las máquinas para limpiar los sótanos del edificio

13.11.2019 | 20:55

Un edificio de siete plantas con los dos sótanos del garaje inutilizados por el barro y el ascensor roto hasta hace unos días. Así se encuentran los vecinos del edificio de la avenida Juan de Borbón de Murcia junto al que se abrió un gran socavón el pasado mes de septiembre como consecuencia de las fuertes lluvias de la DANA. Los afectados no entienden cómo dos meses después aún no han podido meter las máquinas para poder llevar a cabo la limpieza de la zona de aparcamiento, al oponerse el propietario de uno de los solares anexos, y temen que el lodo y barro acumulado pueda estar dañando los pilares del edificio.

Una de las vecinas afectadas explica que el corrimiento de tierra que se produjo rompió uno de los muros del edificio, lo que hizo que todo el barro y el agua inundase la zona de garaje hasta una altura de tres metros. Concretamente, está anegada la segunda planta del sótano del aparcamiento y parte de la primera planta, en la que el lodo llegó a subir a una altura de un metro.

Cuando se produjo el socavón acudieron de inmediato los arquitectos municipales del Ayuntamiento de Murcia, quienes tras desalojar a los dueños de las viviendas comprobaron que la estructura del bloque no se encontraba dañada. No obstante, sí que desde Urbanismo se ha emitido un decreto y se ha requerido a los vecinos para que reparen el muro que cedió y que aún no ha sido arreglado.

Los afectados temen que «después de dos meses con el lodo los pilares hayan sufrido daños y que la situación sea más grave de lo que pensaban en un principio».

En este bloque de siete alturas viven actualmente 25 familias, quienes no han podido hacer uso del ascensor hasta la semana pasada, cuando fue reparado, familias en las que hay varios niños pequeños y que han tenido que subir y bajar por las escaleras todos los días los carritos. «Hemos tenido que instalar bombas de achique porque las nuestras están bajo el lodo, así como los grupos de presión, por lo que también tuvimos que poner uno provisional con el que poder dar suministro de agua a las viviendas».

Los afectados explicaban a última hora de ayer que, tras consultar los aspectos técnicos, están en negociación con el propietario del solar anexo para que autorice que puedan entrar las máquinas y reparar el muro que cedió por la fuerza del agua. Por lo que esperan poder llegar a un acuerdo en las próximas horas para resolver este problema que arrastran desde hace dos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook