11 de noviembre de 2019
11.11.2019
Movilidad

Tráfico reordenará el paso de vehículos en el centro de Murcia

Responsables de la Cátedra de Movilidad Sostenible de la UCAM analizan el volumen de coches que soportan algunas calles para cambiar sus usos y convertirlas en peatonales o sólo de residentes

10.11.2019 | 20:35
Uno de los cables medidores contabiliza los vehículos que circulan por una céntrica calle de la ciudad de Murcia.

El paso de vehículos por algunas calles del centro de la ciudad de Murcia se ha convertido en un verdadero problema para los vecinos, quienes han visto invadido su espacio hasta el punto de que las aceras para peatones se han reducido a la mínima expresión, llegando a incumplir la propia Ley de Accesibilidad.

Para intentar lograr una solución, el Ayuntamiento de Murcia ha recurrido a los especialistas de la Cátedra de Movilidad Sostenible de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), quienes llevan varias semanas midiendo el paso de coches por varias zonas del centro, para lo cual han instalado unos contadores que permiten saber cuántos vehículos particulares pasan, así como el número de camiones que tienen que acceder para abastecer a los establecimientos de la zona.

El responsable del estudio y miembro del equipo de la Cátedra de Movilidad y Transporte Sostenible de la UCAM, Roberto Liñán, explica a LA OPINIÓN que el proyecto no contempla únicamente la peatonalización sino que se prevén distintas posibilidades para cada una de las calles estudiadas.

«Para la toma de datos hemos instalado espigas móviles en tres zonas distintas que vamos cambiando de ubicación y que se encargan de medir la actividad del tráfico», indica Liñán. Concretamente, estas mediciones se están realizando en la calle San Nicolás (que recientemente cambió su sentido de la circulación), las calles Santa Teresa, Riquelme y Sagasta, así como la zona de San Esteban y el hotel NH Amistad.

Encuestas vecinales

Para completar los datos sobre el tráfico de vehículos en estas zonas del centro de la ciudad, los responsables del estudio también están realizando encuestas entre los vecinos y los responsables de los establecimientos y comercios. Este trabajo de campo se ha llevado a cabo durante las últimas tres semanas y cuando terminen de recoger las mediciones será cuando se metan en el despacho a analizarlas y poder hacer una propuesta a la Concejala de Movilidad Sostenible y Juventud del Consistorio, que dirige Rebeca Pérez, y que es la que les ha encargado el estudio de reordenación del tráfico en el centro de la ciudad.

El director del equipo, formado por más de una decena de personas, afirma que han mantenido reuniones con los vecinos y con el presidente de la Junta de Distrito para informarles de todo lo que se estaba haciendo y conocer la realidad del entorno. «En el caso de San Nicolás no se trata sólo de medir coches, sino que hay otros elementos como el paso de bicicletas por el nuevo carril bici, los patinetes, las furgonetas de reparto y el autobús Rayo 14, que tiene este trayecto», apunta Roberto Liñán.

En el caso de los comerciantes, los especialistas en movilidad también han analizado los espacios de carga y descarga que hay en el entorno porque «hay que lograr una solución buena para todos, ya que vecinos y comerciantes tienen que convivir en este entorno», apunta el director del proyecto que lleva a cabo la Cátedra de Movilidad y Transporte Sostenible, quienes también han trabajado con otros ayuntamientos como Lorquí, Alguazas, Alcantarilla, Molina de Segura, Las Torres de Cotillas, incluso con la Consejería de Fomento de la Comunidad Autónoma y la Dirección General de Tráfico (DGT).

Microsimulación

Los datos recogidos serán volcados a unos programas informáticos específicos que permitirán a los expertos en movilidad hacer microsimulaciones a través de métodos matemáticos. «De esta forma conoceremos cuál es la mejor opción para cada una de las calles analizadas, si el cambio pasa por convertirla en peatonal, cambiar el sentido de la circulación, limitar el acceso sólo a residentes o crear nuevas zonas de carga y descarga para vehículos pesados», explica Roberto Liñán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook