06 de noviembre de 2019
06.11.2019
La Opinión de Murcia
Política

El PSOE considera un 'golpe de estado' de PP y Cs el regalo de 6 pedanías a Vox

Los socialistas perderán hoy la presidencia de cinco juntas municipales en las que obtuvieron mayoría en las últimas elecciones si se materializa el acuerdo de las tres formaciones conservadoras

05.11.2019 | 20:32
Josefa Cascales Espín fue elegida en la noche del lunes presidenta de la Junta de Churra.

El PSOE podría perder esta noche la presidencia de cinco pedanías en las que fueron el partido más votado en las últimas elecciones municipales de mayo (Santo Ángel, Aljucer, Guadalupe, San Pío X y La Albatalía) si finalmente se materializa el acuerdo a tres bandas entre PP, Ciudadanos y Vox adelantado por LA OPINIÓN y que daría la presidencia de estas juntas municipales a la formación de Santiago Abascal. A estas cinco pedanías se sumaría una sexta, Era Alta, que es la que los 'populares' le han ofrecido a Vox a cambio de su apoyo la pasada semana en la constitución de la junta municipal de El Raal, pedanía en la que también el PSOE fue el partido más votado.

La entrada de Vox con seis pedáneos en las juntas municipales de Murcia, donde obtuvo el 10,17 por ciento de los votos, ha puesto en pie de guerra al PSOE, quien considera 'juego sucio' el pacto del «trifachito» para darle a Vox cinco pedanías en las que ellos fueron los más votados.

El portavoz socialista, José Antonio Serrano, afirma que este acuerdo «es un auténtico golpe de estado porque la voluntad de los casi 30.000 vecinos que residen en estos pueblos no era apoyar a la ultraderecha, ni siquiera a la derecha disfrazada. En todas estas pedanías, excepto Era Alta, ha ganado el PSOE y, como ya pasó cuando la segunda República, como no les han gustado los resultados que han dado las urnas los pervierten». En este caso, Serrano recuerda que pese a los resultados, con este pacto de los tres partidos de derechas los 7 vocales de Vox se imponen a los 21 vocales del PSOE.

Concretamente, Vox únicamente tiene un vocal en cada una de las cinco pedanías que lograría gracias al acuerdo con PP y Cs (Santo Ángel, Aljucer, Guadalupe, San Pío X y La Albatalía), mientras que en Era Alta cuenta con dos.

El portavoz socialista también advierte al alcalde de Murcia, José Ballesta, que «tras este movimiento tiránico ya no va a pasar a la historia por el Murcia Río, sino por abrirle la puerta de los gobiernos locales a un partido que se jacta de su xenofobia, machismo e intolerancia». Serrano cree que este es un gesto más de que «al PP no le interesan las pedanías» y lamenta que «estos vecinos hayan sido intercambiados como si fueran cromos en un pacto de la vergüenza, ávido de poder».

Desde el PP Rebeca Pérez dice que han llegado a estos acuerdos «para dar estabilidad a las pedanías» y acusa al PSOE de pactar con la «extrema izquierda» (Podemos) en Rincón de Beniscornia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook