03 de noviembre de 2019
03.11.2019
La Opinión de Murcia
Aparcamiento

El Ayuntamiento de Murcia quiere ampliar la ORA en 2.159 plazas más

El proyecto diseñado por los técnicos contempla que 855 sean de zona azul y 1.304 para residentes

03.11.2019 | 04:00
En la actualidad la zona regulada de aparcamiento llega a los 6.000 espacios en distintas zonas de la ciudad.

Los conductores podrán aparcar en el centro solo 60 minutos como máximo y no 150 como ahora.

Sacar el coche de casa y llegar al centro de la ciudad en busca de aparcamiento sin regular se va a complicar aún más una vez que el Ayuntamiento ponga en marcha el proyecto que están diseñando los técnicos municipales para modernizar el servicio de la ORA, que desde mediados del mes pasado está siendo gestionado por Urbamusa, no sin polémica.

Una de las previsiones que contempla la nueva ORA, que regula la zona azul (el tique normal); la zona verde (tique para trabajadores) y la zona naranja (la de residentes), es la ampliación de la regulación del aparcamiento en 2.159 plazas hasta llegar a un total de 8.213. En la actualidad, la ciudad cuenta con 6.054 espacios de pago, de los que 3.118 corresponden a zona azul de rotación y 2.936 de residentes.

Con el proyecto que están ultimando los técnicos municipales, al que ha tenido acceso esta Redacción, la distribución de plazas reguladas de pago quedaría de la siguiente manera: 3.973 serían de tique azul, es decir, 855 más que ahora; y 4.240 corresponderían a residentes, lo que supone un aumento con respecto a las actuales de 1.304 plazas. Ese incremento de aparcamientos regulados está justificado, a juicio de los autores del estudio, entre otras cosas, por la gran cantidad de peticiones que ha recibido el Ayuntamiento a través del Servicio de Tráfico, que ha abierto 300 expedientes de solicitud en los últimos cuatro años.

Otro de los motivos que esgrime la Administración local para justificar la implantación de una 'nueva ORA' es la necesidad de fomentar la rotación en el aparcamiento de pago. Para ello, se proponen distintas medidas como la zonificación por sectores y no por calles como hasta ahora; la mejora de la gestión y la identificación individual de los vehículos y «la posibilidad de estacionamiento en zonas de residentes que estén libres, por un tiempo limitado, con tarifas proporcionadas. Los técnicos municipales también creen oportuna «la optimización del aprovechamiento de las zonas destinadas a residentes» flexibilizando el uso de las zonas reservadas con un título que no sea por una año; controlando las acreditaciones o tarjetas con sistemas tecnológicos para evitar el fraude, y permitiendo a los beneficiarios de la tarjeta de residentes aparcar en zona azul, cuando haya disponibilidad, a tarifas muy económicas. En definitiva, a los no residentes se les permitirá aparcar en zona naranja con un tique más caro y los que tenga la calificación de residentes podrán estacionar sus coches con un tique azul menos caro que el que paga el resto de conductores.

A pesar de que el estudio que está encima de la mesa, y que ya ha sido expuesto a los grupos de oposición, no contempla tarifas sí hace alusión a los tiempos de permanencia del vehículo en las plazas reguladas de ORA con el objetivo de aumentar la rotación. Así, se disminuye el tiempo que se podrá aparcar con el tique azul en las áreas denominadas de «muy alta rotación», que coincide con el 70% de la zona actualmente regulada. Esta calificación se establecería para el centro de la ciudad y el casco histórico, que cuentan con una alta actividad comercial, empresarial y de ocio.

En esta zona, de los 150 minutos como máximo actuales se quiere pasar a 60 minutos como máximo, lo que supone una drástica reducción del tiempo de estacionamiento por vehículo y más rotación de la plaza de aparcamiento. El área calificada como «de alta rotación» -cerrando manzanas- se establece para los barrios residenciales y limítrofes al casco urbano. En esa zona se podrá estacionar un máximo de 150 minutos.

Medidas Los turismos 'verdes' tendrán ventajas

La implantación de la 'nueva ORA' se enmarca en el nuevo modelo de ciudad que quiere poner en marcha el Ayuntamiento, en el que el uso del transporte público y otras formas de movilidad sostenible son los ejes fundamentales. Así, los vehículos verdes que estén acreditados con el distintivo '0 emisiones' contarán con «una reducción total o parcial del abono de la tarifa». El objetivo es potenciar estos coches.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook