08 de octubre de 2019
08.10.2019
Justicia

Sin indemnización un profesor herido tras perseguir a unos intrusos en su centro

Unos jóvenes caminaban por el tejado del instituto, les llamó la atención y al tratar de impedir que se fugaran cayó al suelo

08.10.2019 | 09:39
Sin indemnización un profesor herido tras perseguir a unos intrusos en su centro

Un profesor del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de La Flota (Murcia) que resultó herido cuando perseguía a unos jóvenes que habían accedido al interior del centro y andaban por el tejado no tiene derecho a ser indemnizado por la Consejería de Educación del gobierno murciano por la vía de la responsabilidad patrimonial.

Así se indica en el dictamen que, a instancias de dicha Consejería, ha emitido el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM), que propone desestimar la demanda presentada por el docente, que reclamó una indemnización de 38.000 euros.

Dice el informe que el reclamante señaló que los hechos ocurrieron en noviembre de 2018, cuando se encontraba en su despacho, en la Escuela de Hostelería, junto a otros dos profesores, y escucharon ruidos por el tejado del inmueble.

Cuando salieron al exterior se distribuyeron por las inmediaciones para buscar a las personas que se encontraban arriba, a los que llamó la atención para que bajaran.

Cuando forcejeaba con uno de ellos, que consiguió que descendiera del tejado, al tratar de impedir que se fugara, cayó al suelo y resultó lesionado, además de romperse el teléfono móvil que llevaba en el bolsillo trasero del pantalón.

Comenta también el CJRM que al menos uno de los intrusos, según la información recabada por la Policía, procedía de otro instituto de la zona, para añadir que eran frecuentes las entradas de jóvenes al recinto donde ejerce como docente el reclamante.

Esas acciones habían sido denunciadas con anterioridad por los responsables del instituto a las autoridades académicas.

Este órgano consultivo de la administración indica que no cabe exigir responsabilidad patrimonial a la administración educativa, al no haberse probado una relación de causalidad entre el daño por el que se reclama y el funcionamiento del servicio público.

Y añade que no se puede olvidar tampoco que los hechos fueron protagonizados por personas ajenas al centro educativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook