07 de octubre de 2019
07.10.2019
Universidad de Murcia

La catedrática de la UMU Rosa María Iglesias imparte su última clase tras casi 50 años como docente

"Voy a disfrutar, como siempre he hecho. Me gusta mucho dar clase", afirma la profesora en referencia a la lección de despedida que impartirá este martes

07.10.2019 | 12:52
La catedrática Rosa María Iglesias.

La catedrática de la Universidad de Murcia Rosa María Iglesias se despide este martes de las aulas tras casi medio siglo como docente.

Este martes a las 12.15 horas tendrá lugar el acto académico en homenaje a la profesora Rosa María Iglesias Montiel, catedrática de Filología Latina de la UMU, que pronunciará su última lección: 'Una vez más Ovidio'. Este se celebrará en el Hemiciclo de la Facultad de Letras.

El acto estará presidido por José Antonio López Pina, vicerrector de Profesorado, y contará con las intervenciones de Pascual Cantos, decano de la Facultad de Letras, José Carlos Miralles, director del Departamento de Filología Clásica, y Francisca Moya, catedrática jubilada, que hará la semblanza de la profesora.

El autor escogido para su última clase es uno de los más investigados por ella durante los últimos 20 años, aunque no ha dado muchas clases sobre él en los últimos tiempos, un autor que le apasiona por su calidad literaria y por su papel como "gran divulgador de los mitos". Para la profesora, la obra de Ovidio es imprescindible para comprendernos: "Es necesario el conocimiento cultural de los mitos para explicar la actualidad".

La pasión por Ovidio ha sido demostrada por Rosa María Iglesias en numerosas publicaciones y en multitud de conferencias sobre el alcance de su obra, como las ofrecidas en diversas universidades europeas en 2017, con motivo del bimilenario de la muerte del que está considerado uno de los más grandes poetas de la Roma Clásica. Iglesias ha sido –junto a Consuelo Álvarez Morán- presidenta de la SEEC (Sociedad Española de Estudios Clásicos), Sección de Murcia, durante 12 años.

Rosa María Iglesias conoció primero la Universidad de Murcia como estudiante, allá por 1965, marchándose a Madrid dos años después para hacer la especialidad. En 1971 regresó a Murcia, ya como profesora de una universidad mucho más pequeña que la actual: "La diferencia entre aquella universidad y la actual es abismal, casi como la que puede haber entre un colegio y una gran universidad como la que ahora tenemos, que puede competir con cualquiera dentro de España y del extranjero", comenta. Una evolución que se observa en todo orden de cosas, afirma: "En la sociedad en general, en la mentalidad de las gentes y en la propia universidad".

Mañana al mediodía será su última clase después de casi medio siglo explicando su materia en la Universidad de Murcia, y no tiene ninguna duda de lo que será su sentimiento durante los minutos que dure: "Voy a disfrutar, como siempre he hecho. Me gusta mucho dar clase".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook