07 de septiembre de 2019
07.09.2019
Recorrido

'Murcia Río' lleva la magia del circo a orillas del Segura

Las actuaciones musicales y de los equilibristas, trapecistas y zancudos convierten el paseo fluvial de 'Murcia Río', en su margen izquierda, en un espectáculo durante su estreno

07.09.2019 | 20:06
'Murcia Río' lleva la magia del circo a orillas del Segura
El paseo fluvial 'Murcia Río' se ha inaugurado esta tarde.

El paseo fluvial por el río Segura 'Murcia Río' ya es una realidad y cientos de personas han sido testigos de su inauguración, que ha arrancado por todo lo alto. Dos zancudos han dado la bienvenida al público a la entrada del recorrido, a la altura del edificio del Consejo Económico Social de Murcia, en la margen izquierda del Segura. Algunos han pasado por el lado de estos 'gigantes', otros más pequeños lo han hecho incluso por debajo de sus piernas. ''Han dejado el paseo precioso, además con bancos para sentarse y contemplar las vistas'', comentaban los presentes.

Conforme los visitantes iban avanzando diversos equilibristas, malabaristas, gimnastas e incluso una legión de Minions animaban a los presentes a disfrutar de un paseo agradable y divertido a orillas del río. La música también ha sido protagonista, ya que a la altura del auditorio Murcia Parque un grupo interpretaba diversos temas con los característicos ritmos de blues y jazz que llamaban la atención de decenas de visitantes.

Todo estaba en consonancia para que las familias acudieran a disfrutar de la tarde, coincidiendo con la cercanía respecto a la zona de los Huertos del Malecón. Tampoco se ha querido perder el evento el alcalde de Murcia, José Ballesta; que ha estado acompañado por distintos concejales de la Corporación municipal durante el paseo.

Diversas 'estatuas humanas' de un pirata que mostraba su cofre del tesoro, así como de una dama rosa y un relojero hacían también las delicias de los niños. Más adelante los presentes presenciaba una espectacular coreografía de un grupo de mujeres, que danzaban al ritmo del 'Bagdad' de Rosalía, entre otras canciones.

Al final del recorrido, ya a la altura del Cuartel de Artillería, pero enfrente, los espectadores se congregaban en torno a una exhibición de esgrima, donde más de una decena de tiradores explicaban el arte y la técnica necesaria para manejar la espada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook