06 de septiembre de 2019
06.09.2019
La Opinión de Murcia
Estado de conservación

Filtraciones de agua, pintadas y suciedad afean la muralla medieval de Murcia

El PSOE denuncia que no se conserven los restos de la estructura defensiva que rodea la ciudad y se anuncie un nuevo recorrido virtual

05.09.2019 | 19:22
Estado que presentaba esta semana el aparcamiento de la Glorieta con las filtraciones junto a la muralla.

Los restos visibles de la muralla medieval que rodea la ciudad de Murcia presentan un estado lamentable. Filtraciones de agua, pintadas y basura se han convertido en los protagonistas de un elemento patrimonial catalogado como BIC y que no está siendo protegido de la forma adecuada.

Desde el Ayuntamiento de Murcia se anunció el pasado año el proyecto 'Murcia Medieval', cuya primera piedra se puso hace dos semanas, y con el que se quiere poner de relieve el recorrido de esta edificación defensiva creando recorridos en los que tanto murcianos como visitantes conozcan la historia de la ciudad. Sin embargo, el estado que presentan los tramos visibles de la muralla árabe han provocado cierta alarma.

En el aparcamiento de la Glorieta, justo debajo del Consistorio, se conservan restos de esta fortaleza defensiva que esta misma semana han estado llenos de agua como consecuencia de unas filtraciones que ya se han convertido en algo habitual. En el tramo de Sagasta están llenos de grafitis y basura; en Verónicas algunas tablas del acceso peatonal están levantadas y sólo hace unos días se arrancaron las hierbas que habían tomado el entorno; mientras que la muralla que se conserva en Santa Eulalia, junto al Centro de Visitantes, ha sido objeto también de numerosas pintadas.

El Grupo Municipal Socialista ha denunciado públicamente la «falta de interés» del Ayuntamiento de Murcia por proteger el patrimonio. Precisamente, el concejal socialista Enrique Lorca considera que «es bastante curioso que se ponga más esfuerzo en hacer un itinerario virtual de lo que era la muralla, con el proyecto Murcia Medieval, que en poner en valor y cuidar los tramos de esta que aún están en pie».

Lorca pide al equipo de Gobierno que busque una forma de proteger la muralla que se conserva antes de iniciar nuevos proyectos, ya que «la situación que presenta es sangrante».

Los orígenes de la muralla árabe de Murcia se remontan al siglo IX y se sabe que contaba con 90 torres que formaban un perímetro de 2.000 metros. En el recorrido de la fortaleza defensiva se iban alternando ditintas puertas de acceso para entrar a la Medina, donde se desarrollaban las actividades más relevantes de la Murcia Medieval (como los intercambios comerciales en el Zoco) y se encontraban edificaciones como la Mezquita Aljama, la Alcazaba, baños y talleres. Entre las puertas de Murcia se encontraban, por ejemplo, las de Orihuela, del Zoco, del Puente, de Vidrieros, del Toro, del Mercado, de Santa Eulalia o del Sol, entre otras.

Preguntado por la situación que presenta la muralla que se conserva visible en varios puntos de la ciudad, el servicio de Patrimonio del Ayuntamiento de Murcia informa de que los restos que hay en el aparcamiento de la Glorieta «ya no tienen agua» y que la filtración que se había producido «se debe a la rotura de una tubería que ya ha sido reparada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook