19 de agosto de 2019
19.08.2019
Investigación

El detenido por atacar a su madre con una catana reconstruye los hechos

El presunto autor de los hechos vuelve a la vivienda acompañado por los agentes de la Policía Nacional

19.08.2019 | 04:00
El detenido sale de la casa tras reconstruir los hechos

La víctima, de 66 años, fue llevada al Reina Sofía con dos heridas en el cuello.

Ha vuelto a la escena de los hechos. El detenido por atacar presuntamente a su madre con una catana y realizarle dos cortes en el cuello ha sido conducido esta misma mañana por los agentes de la Policía Nacional hasta la vivienda donde tuvo lugar ayer el ataque, con el objetivo de reconstruir los hechos.

La Policía Científica también ha realizado la inspección ocular en la casa junto con los agentes de Policía Judicial para intervenir el arma que se utilizó; así como para 'tomar nota' y recoger las posibles pruebas que dejara el autor. La puerta de la vivienda permanecía esta mañana precintada y los vecinos del inmueble han podido apreciar un reguero de sangre en la entrada de la casa, en el mismo pasillo; así como en las paredes de la planta del edificio.

El suceso tuvo lugar ayer domingo por la tarde en un domicilio de Murcia donde se halló a la mujer, de 66 años, con dos cortes en el cuello hechos por una catana, indican fuentes próximas al caso. El suceso tenía lugar en la calle Intendente Jorge Palacios de la capital murciana. Eran sobre las ocho de la tarde cuando saltaba la alarma.

Agentes de la Policía Local de Murcia se movilizaron al domicilio, donde estaba una señora de 66 años, española. Sangraba mucho porque tenía dos cortes en el cuello. Sanitarios se desplazaron rápidamente al lugar en una ambulancia. La mujer fue atendida in situ primero y llevada luego al Reina Sofía, el hospital más cercano.

Fuentes cercanas al caso señalan que el autor habría sido su hijo, de 49 años de edad y que también se encuentra ahora mismo ingresado en un centro hospitalario a la espera de una valoración. A lo largo del día de hoy será trasladado a Comisaría para prestar declaración.

Una catana es una espada japonesa utilizada por los samuráis. Un sable que puede llegar a ser letal, y que ya se vio hace casi veinte años en otro suceso recordado en la Región.

Corría el año 2000 cuando un joven de Murcia asesinaba, catana en mano, a sus padres y a su hermana pequeña en un domicilio de Murcia. José Rabadán, juzgado en su momento por la entonces recién estrenada Ley del Menor, hoy en día es un hombre libre, tiene esposa e hija y habló recientemente de su crimen en un documental para la televisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook