18 de agosto de 2019
18.08.2019
Sucesos

La víctima de la Manada de Murcia huyó cuando sus violadores empezaron a emborracharse

La mujer relata que la agresión duró unos 20 minutos y que fueron tres los que la abordaron, aunque dos la penetraron

18.08.2019 | 15:36
La víctima de la Manada de Murcia huyó cuando sus violadores empezaron a emborracharse

La Policía Nacional mantiene en marcha la investigación para tratar de esclarecer qué pasó ayer en Murcia, después de que apareciese una mujer ensangrentada en la calle y relatase que la habían golpeado y agredido sexualmente unos sujetos 'en manada'. 'La Manada' era como se hacían llamar los violadores de Pamplona de 2016, que ya cumplen condena en distintos penales de España tras la resolución del Tribunal Supremo.

La víctima de Murcia ha reconocido que fue al tristemente popular bloque de Santa Rita a comprar una dosis, informan fuentes cercanas a la investigación. En España, el autoconsumo de drogas no es delito. Venderlas sí, que es lo que la Policía Nacional sospecha que hacía al menos uno de los tres acusados, que vivía en el inmueble en el se produjo el ataque y donde, apenas horas después, fue detenido junto a sus amigos.

Ella explica que fue en la parte de abajo del edificio donde la acorralaron. La obligaron a subir un piso, y fue donde los perpetraron el ataque, prosigue. En su declaración ante la Policía, contó que los tres la abordaron, aunque dos la penetraron vaginalmente. Sin usar condones. La violaron durante unos 20 minutos, calcula. Luego los hombres se pusieron a beber cerveza. Algo que ya estaban haciendo antes de que ella llegase, apuntan fuentes próximas al caso.

Tras consumarse la violación, ella logró escapar: bajó corriendo las escaleras y fue a la altura de Cánovas del Castillo, a unos metros de la Jefatura de la Policía, cuando la vio un peatón. Llevaba sangre en la cara. El hombre, asustado, llamó al 112. Y de ahí se dio parte a la Policía, que inmediatamente llegó a la zona y comenzó las pesquisas para dar con los responsables de aquello.

La agredida, una mujer natural del Magreb de 41 años, que subsiste en una precaria situación económica, fue llevada al Reina Sofía de Murcia, para ser curada de sus lesiones sometida a un reconocimiento más profundo. Un médico forense la examinó para corroborar la agresión sexual. Su informe será importante a la hora de decidir el destino de los tres individuos, que anoche pasaron su primera noche en el calabozo.

A los detenidos ya se les ha tomado declaración en Comisaría y se le ha conducido al Juzgado de Guardia de Murcia.

La Policía también procedió al arresto ayer de una mujer extranjera que se encontraba en el escenario de la agresión. Esta mujer niega haber presenciado el ataque, aunque los investigadores creen que vio cómo se llevaban a la víctima arriba y no pidió ayuda. Es lo que contó la mujer agredida. Que conocía a esta persona, natural de Ucrania, "de la calle". Que no la ayudó. De ahí que se le impute un delito de omisión de socorro.

Tras aquella Manada de sanfermines, las denuncias por agresión sexual o abuso se dispararon en España. En distintas poblaciones, también de la Región, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han ido arrestando a distintos hombres que abordaban en grupo a su víctima para violarla. En la provincia murciana hubo otro ataque grupal, en 2018 en Beniaján. Los sospechosos quedaron entonces libres con cargos y aún no ha salido su juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook