10 de agosto de 2019
10.08.2019
Sostenibilidad

Las pedanías de Murcia contarán con una red de ocho ecominiparques

En estos puntos, que se empezarán a habilitar antes de que acabe el año, se podrán depositar aquellos residuos que no se pueden llevar a los ecopuntos móviles, como muebles y escombros

09.08.2019 | 21:30
Murcia ofrece vehículos de grandes dimensiones para desprenderse de residuos especiales.

Los vecinos de las pedanías de Murcia lo tendrán más fácil para deshacerse de los residuos especiales, y es que antes de que finalice el año se comenzará la creación de la red de ecominiparques en el municipio con el fin de facilitar a los murcianos un espacio donde depositar los residuos que no se pueden llevar a los ecopuntos móviles. De esta forma no será necesario desplazarse hasta la instalación ubicada en el Polígono Industrial Oeste de San Ginés.

Esos ecominiparques se situarán en un total de ocho zonas: La Albatalía/La Arboleja, Guadalupe, Churra/Cabezo de Torres, El Esparragal, Puente Tocinos, Torreagüera/Beniaján, Santiago El Mayor/Barrio del Progreso y Los Martínez del Puerto.

En estos nuevos espacios se podrán depositar muebles, poda, escombro y otros voluminosos, como puertas, colchones, sanitarios... Las cantidades máximas que se podrán llevar serán de 30 kilogramos de escombros, cuatro unidades de muebles y de voluminosos y 30 kg de poda doméstica.

 Para poner en funcionamiento este nuevo servicio, se tiene previsto acondicionar zonas que se pavimentarán y dispondrán de cerramiento y vigilancia mediante circuito de TV. Los usuarios que lo soliciten dispondrán de un código que les será remitido mediante mensaje al móvil y que servirá de llave de acceso.

El Ayuntamiento de Murcia, junto a Ferrovial Servicios, ya cuenta con instalaciones a disposición de los vecinos del municipio para el correcto depósito de los residuos especiales del hogar durante todo el año a través del ecoparque y los ecopuntos móviles, servicio que también se mantiene operativo durante el verano.

Por sus características contaminantes o tóxicas, los residuos especiales requieren de un especial cuidado, no sólo en su depósito correcto, si no también en su tratamiento, reciclaje o disposición final. Ejemplos de éstos son los aceites domésticos, las pilas y baterías, botes de pintura, ropa y calzado, juguetes, radiografías, los viejos electrodomésticos, bombillas u otros aparatos de alumbrado, móviles, tabletas, CPU, aparatos de aire acondicionado, videoconsolas y videojuegos o antiguos trenes eléctricos y coches de pista eléctrica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook