08 de agosto de 2019
08.08.2019
Fiestas

Reclaman que se cumpla el día sin ruidos en la Feria de Septiembre

El concejal Jesús Pacheco asegura que se va a incluir esta medida dedicada a niños con autismo y que se anunciará mañana en una rueda de prensa

08.08.2019 | 13:37
Inauguración de los huertos de El Malecón, en la feria de septiembre del año pasado.

Las fiestas del próximo mes de septiembre en Murcia deberían reservar como mínimo un día dedicado a personas con Trastorno del especto autista (TEA). Así se aprobó por unanimidad en el pleno del pasado 31 de enero de 2019, a propuesta de Cambiemos Murcia, por iniciativa de su vocal en Los Dolores, Mercedes Nicolás, pero ahora la Asociación No Más Ruido de Murcia ha solicitado al consistorio que les informen sobre el cumplimiento de este acuerdo, porque en el calendario sobre los festejos no aparece esa jornada. 

El pleno aprobó por unanimidad una moción sobre el perfil inclusivo de los festejos. En él, se comprometían a suprimir los impactos auditivos y visuales que son perjudiciales para las personas con TEA. "La celebración de la Feria de 2019 es inminente y, vistas las primeras informaciones sobre la misma, no se indica nada sobre la Jornada o jornadas de la dicha Feria dedicadas a personas con trastorno del espectro autista", reclaman desde No Más Ruido.

La asociación asegura que tampoco tienen conocimiento de "la adopción por parte de su equipo de gobierno de ninguna medida para dar cumplimiento al resto de acuerdos adoptados por el Pleno del Ayuntamiento" sobre el perfil inclusivo de los festejos. 

Por su parte, el concejal de Cultura, Jesús Pacheco, asegura que ya tienen previsto incluir esa medida y que anunciarán mañana en una rueda de prensa los detalles, junto a otras novedades del programa de las fiestas. "Es un asunto que ya teníamos previsto desde hace tiempo. Lo tenemos hablado con los feriantes", explicó.

En la moción se destacaba que para estas familias la visita a la feria con sus menores supone un problema, dada la extraordinaria sensibilidad de las personas con TEA ante cualquier estímulo externo auditivo, visual o táctical,"por lo que  en la práctica, lo que para la mayoría significa un rato de diversion, para estas familias termina suponiendo una alteración nerviosa de los menores". Y se tomaba como ejemplo el seguido por numerosos municipios (como la Feria de Sevilla), en los que se había acordado dedicar un plazo de tiempo durante la feria a estas familias para aminorar todos los factores que inciden en el malestar de las personas con TEA, como prescindir de la música y de otros reclamos de tipo visual que afecten al trastorno sensorial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook