21 de julio de 2019
21.07.2019
Restauración

El Obispado pone a punto el entorno de la Catedral

La empresa Restauralia Cartago finaliza las obras de refuerzo de cornisas y dinteles del conjunto monumental, centrándose en el edificio del Museo Catedralicio y las viviendas de los canónigos

20.07.2019 | 17:41
El Obispado pone a punto el entorno de la Catedral

Las máquinas elevadoras que han estado trabajando en los últimos meses en el entorno de la Catedral de Murcia se han retirado esta semana tras finalizar los trabajos de revisión y refuerzo de cornisas que había encargado la Diócesis de Cartagena a una empresa especializada en restauración. Este proyecto se puso en marcha por la vía de urgencia tras la caída de un cascote el pasado mes de marzo que llegó a causar heridas a un hombre que paseaba por la zona.

Concretamente, la pieza que se desprendió fue el fragmento del dintel de un balcón que se encontraba en la segunda planta del conjunto monumental que conforman la Catedral de Murcia, el Museo Catedralicio y las viviendas de los canónigos, justo en la parte superior de los soportales, en la zona que da hacia la calle Salzillo y la plaza de la Cruz.

Tras ese incidente, los arquitectos de la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma, responsables del Obispado y de la empresa Restauralia Cartago llevaron a cabo una inspección visual y realizaron un informe en el que se indicaba que había que actuar de forma inmediata para llevar a cabo las actuaciones necesarias con las que se pudiera garantizar la seguridad de los ciudadanos que a diario se mueven por esta céntrica zona de la ciudad. En un primer momento se hizo una actuación de urgencia, ante la proximidad de la Semana Santa y las Fiestas de Primavera en la capital y posteriormente se ha reforzado todo el entorno del conjunto monumental.

El deán de la Catedral, Juan Tudela, explica a LA OPINIÓN que en estos días se han ultimado estos trabajos en las cornisas tras los desprendimientos que se produjeron en primavera y «para ello se han revisado, principalmente, las que se encuentran en la zona del Museo y la casa de los canónigos». En estas obras se ha procedido a la reposición de los trozos caídos por otros nuevos.

Tudela señala que lo primero que se hizo fue asegurar todo el perímetro para evitar accidentes y posteriormente se revisaron las cornisas. Encargándose la empresa Restauralia Cartago y los arquitectos de reparar las zonas con más riesgo. En estos trabajos se han instalado protecciones metálicas en las cornisas para protegerlas también de las inclemencias del tiempo (sol y lluvia) y evitar así que el deterioro sea tan rápido.

Mejoras en la fachada

El deán catedralicio indica que también tuvieron que actuar en agosto del pasado año en la misma fachada de la Catedral, donde se retiró una pieza de plomo que no estaba demasiado sujeta para evitar que se cayera y están esperando que lleguen los permisos de la Dirección General de Bienes Culturales para poder proceder a reponerla y sanear la zona afectada. Otra de las obras que se ha llevado a cabo recientemente en el entorno ha tenido como objeto los propios soportales, donde se hizo una entrada independiente para el Museo de la Catedral y que sirve de salida directa a la calle sin necesidad de tener que atravesar todo el templo. No obstante, desde el Obispado aseguran que de este proyecto quedan pendientes algunos detalles que se culminarán en breve.

PROYECTO La plaza de la Cruz, próximo objetivo

Entre los proyectos que está ultimando la Diócesis de Cartagena se encuentra la rehabilitación de los escalones que hay en la plaza de la Cruz, a las espaldas de la Catedral. Este espacio se encuentra muy deteriorado por el paso del tiempo, con losas completamente rotas que pueden suponer un peligro para los ciudadanos o niños que transiten por ella. Así el Obispado ha encargado un proyecto para recuperarla a la misma empresa que ha llevado a cabo la rehabilitación de las cornisas del Museo Catedralicio y las viviendas de los canónigos, que está redactándolo. Una vez que esté preparado tendrá que ser remitido a la Consejería de Cultura para que otorgue los permisos necesarios y así poder comenzar con las obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook