10 de julio de 2019
10.07.2019
Infraestructuras

La Vía Verde crecerá hacia las pedanías de Los Dolores, Alquerías y Zeneta

Las nuevas actuaciones incluyen un palmeral de 3.000 metros cuadrados en Beniaján

10.07.2019 | 11:43
Segunda fase de la Vía Verde de Murcia

Las pedanías de Los Dolores, Alquerías y Zeneta quedarán integradas en la Vía Verde de Murcia. Esta es la principal novedad de la segunda fase del proyecto, presentado esta mañana por el alcalde de Murcia, José Ballesta, y los concejales responsables del proyecto: Rebeca Pérez, José Guillén, Antonio Navarro Corchón y Marco Antonio Fernández.

De esta forma, la Vía Verde crecerá en una distancia de 2,5 kilómetros más hasta llegar a los 9, beneficiando así a los 53.000 vecinos de Murcia que residen en la zona sur del municipio.

Ballesta destaca que una de las principales actuaciones será la recuperación de las estaciones de Beniaján, Torreagüera y Los Ramos, creando en el entorno de la primera un gran palmeral de 3.000 metros cuadrados en el que se plantarán cerca de 1.200 ejemplares, que vendrán a sumarse a los dos mil árboles que se colocaron durante el recorrido de la primera fase.

El primer edil señala que esta segunda fase de la Vía Verde completa uno de los proyectos estratégicos del Ayuntamiento, abriendo nuevos tramos para peatones y ciclistas, espacio en el que se instalarán elementos para hacer gimnasia y juegos infantiles.

La batería de actuaciones presentadas beneficiarán de manera directa a las pedanías de Los Dolores, San José De la Vega, Beniaján, Torreagüera, Los Ramos, Alquerías y Zeneta, donde se realizarán distintos trabajos de mejora del sendero que atraviesa el antiguo trazado del ferrocarril. "Un proyecto de transformación del municipio que ha permitido incorporar 200.000 metros cuadrados de espacios de alto valor paisajistico, conectando la huerta y las pedanías de la Costera Sur con la ciudad", insiste el alcalde.

La concejala Rebeca Pérez ha puntualizado que el proyecto está terminando de redactarse para incorporar las aportaciones realizadas por las juntas municipales y está previsto que salga a licitación por un valor de 1,5 millones el próximo mes de septiembre, por lo que podría estar adjudicado para comenzar las obras a final de año. El plazo de ejecución de esta segunda fase de la Vía Verde es de 12 meses.

Tres nuevos tramos

Con esta ampliación se abren tres nuevos tramos. En Los Dolores, desde el Reguerón hasta el puente de Tiñosa, con una longitud de unos 450 metros. Donde se hará un nuevo jardín bajo el puente, junto en la entrada del nuevo espacio en el que se están soterrando las vías del tren para la llegada del AVE.

En Zeneta, se actuará desde la estación de Los Ramos hasta ocupar los terrenos cedidos por Adif en dirección a Zeneta, con una longitud de 800 metros.

Y en Alquerías, desde la actual estación de Los Ramos hasta ocupar los terrenos cedidos por ADIF en dirección a Alquerías, con una longitud de 1 kilómetro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook