06 de julio de 2019
06.07.2019
Proyecto

Una nueva senda verde sacará a la luz un trazado islámico en Murcia

Desarrollo Sostenible redacta el proyecto para recuperar la zona que discurre junto a la acequia de Churra la Vieja, en la pedanía de Cabezo de Torres

06.07.2019 | 19:32
Una nueva senda verde sacará a la luz un trazado islámico en Murcia

Pasear por el corazón de la huerta de Murcia e ir descubriendo a cada paso los secretos que esconde, tanto en la superficie como en el subsuelo, es uno de los objetivos en los que está trabajando la Concejalía de Desarrollo Sostenible y Huerta, que dirige Antonio Navarro Corchón. El último proyecto que tienen entre manos es el diseño de una senda verde que discurrirá junto a la acequia de Churra la Vieja, en la pedanía murciana de Cabezo de Torres, proyecto que ya se encuentra redactado y que está pendiente de recibir el informe favorable de la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma.

El tramo que comprende el diseño que se ha llevado a cabo tiene una longitud de poco más de medio kilómetro y, aunque no se trata de una gran distancia, el concejal responsable destaca que será una actuación muy importante por el valor de las zonas por las que discurre y los elementos que hay en el trazado. «Hay que tener en cuenta que en este tramo de senda que irá junto al quijero de la acequia de Churra la Vieja hay una muralla islámica, además del Molino Armero y una balsa islámica que queremos sacar a la luz, tras realizar las excavaciones arqueológicas oportunas», indica Navarro Corchón.

Además, esta nueva senda verde se enmarca en todo el conjunto del sitio histórico de Monteagudo, con sus tres castillos (Castillo de Monteagudo, Castillejo y Larache) y el Molino Armero.

El medio kilómetro de trazado discurrirá desde el campo de fútbol de Cabezo de Torres hasta el colegio, recuperándose así una zona verde y de vegetación que ahora no está aprovechada al estar cerrada al paso y llena de maleza, ya que sólo los regantes pueden entrar cuando van a abrir o cerrar las compuertas para el riego de sus tierras. Esta senda verde discurrirá junto a la acequia de Churra la Vieja, que está completamente descubierta y que en época islámica era utilizada para abastecer de agua a todas las balsas que había en esta zona de Murcia, una acequia que nace precisamente en el Molino Armero, ya que estas infraestructuras se construían precisamente sobre las grandes acequias para aprovechar la fuerza del agua para mover el propio molino.

El jefe del Servicio de Urbanismo, Jesús López, explica que el proyecto de la nueva senda verde está redactado y ha sido consensuado con la Junta Municipal de Cabezo de Torres, donde los vocales de todos los partidos han mostrado su satisfacción por la iniciativa y han respaldado el proyecto. Ahora está a la espera de los informes de Cultura y en unos días se mantendrá una reunión con los Hacendados para presentarles el plan definitivo.

Por su parte, el concejal de Desarrollo Sostenible y Huerta insiste en que «en todos estos proyectos conviven distintos valores, ya que cuentan con una gran riqueza paisajística, así como arqueológica y de recuperación patrimonial». A esto se suma que con la apertura de este espacio se ganará un acceso peatonal al propio colegio.

Uno de los atractivos que tendrá esta zona de paso es que a su entrada, en la bajada principal, los usuarios disfrutarán del sonido que hace el agua de la acequia al caer, ya que hay una bajada que reproduce un escalón en la corriente. La acequia de Churra la Vieja está 'apoyada' en una muralla islámica de más de dos metros de altura que hace de linde y que se conservará en su totalidad. El paseo tendrá un ancho variable e irregular, en función de la zona, de unos cinco metros de ancho y en el que se alternarán la zona de arena con otra pavimentada de adoquín.

Debido a la zona de huerta por la que discurre el trazado y con el objetivo de integrar la senda verde en su entorno se ha planteado la plantación de distinta vegetación arbustiva, con la señalización correspondiente a cada tipo de planta. Además de una valla de seguridad que discurrirá durante los 500 metros del recorrido para evitar cualquier tipo de accidente. Junto a la valla se ha planteado hacer un muro de mampostería junto al que habrá un talud de tierra con vegetación y la iluminación sólo se ceñirá a la zona de la muralla islámica para evitar contaminación lumínica.

Adquisición del Molino Armero

Desde la Concejalía de Desarrollo Sostenible y Huerta también se están dando los pasos necesarios para poder adquirir el Molino Armero que se encuentra en esta misma zona y así poder recuperarlo, ya que actualmente está en manos privadas. El edil Antonio Navarro Corchón informa de que las negociaciones para poder adquirir esta propiedad van por buen camino y que tras la visita que han realizado a esta infraestructura hidráulica del siglo XVI han podido comprobar que su maquinaria interna «se encuentra en muy buen estado» siendo la cubierta la que necesitaría un mayor trabajo de recuperación, ya que se encuentra muy deteriorada. «Los pasos se están dado, ahora nos falta que en el borrador de presupuestos para el próximo año 2020 nos reserven los fondos necesarios para adquirirlo», afirma el concejal.

Otro de los elementos que estará en el entorno de esta senda verde será una balsa islámica que está enterrada en un espacio que se cedió al Ayuntamiento como zona verde. «Pero en este terreno no podemos llegar y 'plantar' un jardín sin más, tendremos primero que llevar a cabo los trabajos arqueológicos necesarios para recuperar los restos y posteriormente, en función de lo que aparezca, hacer un proyecto», dice el responsable de Desarrollo Sostenible. El proyecto de la senda verde contempla una inversión de 163.000 euros y un plazo de ejecución que no debe superar los cinco meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook