28 de junio de 2019
28.06.2019
La Opinión de Murcia
Movilidad

Un estudio técnico sentará las bases de la reordenación del transporte urbano de Murcia

El Ayuntamiento invertirá en él en seis meses 268.530 euros.

28.06.2019 | 12:49
El 'tranvibus' será la estrella del nuevo plan

La Junta de Gobierno ha dado hoy su visto bueno al pliego de condiciones para contratar la asistencia técnica que servirá de base para definir el nuevo modelo de gestión de las líneas urbanas de transporte público del municipio de Murcia. Para ello, se atenderán todos los aspectos que afectan al servicio: rutas, frecuencias, intermodalidad, eficiencia ambiental, tarifas, prioridad.

Entre otros aspectos, se estudiará la posibilidad de crear líneas perimetrales de conexión entre pedanías o entre estas y grandes centros de atracción (hospitales, universidades) sin necesidad de parar o transbordar en el centro de Murcia. Incluirá una propuesta de líneas y paradas, horarios, frecuencias, tiempo de recorrido, demanda de viajes, tarifas, flota, intermodalidad y diseño de los puntos de intercambio de autobuses alta capacidad con autobuses de pedanías y tranvía, según ha detallado la portavoz del Gobierno municipal, Rebeca Pérez.

Esta reordenación es "imprescindible" para llevar a cabo la incorporación de las líneas urbanas que actualmente prestan el servicio entre Murcia y pedanías, cuya titularidad es de la Comunidad Autónoma y que pasarán a ser municipales.

Está en consonancia, además, con el Plan de Movilidad anunciado por el alcalde Ballesta que implicará la puesta en funcionamiento del tranvibús, un nuevo sistema de larga y media distancia, 100% limpio, que dará servicio a cerca de un millón de personas en el área metropolitana de Murcia, con un recorrido de 40 kilómetros que conectará el municipio de este a oeste y de norte a sur.

"El objetivo es que el sistema público del transporte en Murcia, formado por la línea del tranvía y los autobuses, funcione de manera coordinada y satisfaga las necesidades de movilidad de los murcianos, además de garantizar la eficiencia económica y medioambiental", ha acentuado la edil.

Así, el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Movilidad Sostenible y Juventud, invertirá en este estudio, que tendrá que ejecutarse en 6 meses, 268.530 euros

Pedanías conectadas


En el diseño del nuevo modelo se tendrá en cuenta los avances técnicos tales como infraestructuras, material móvil que incorpore nuevas y mejores prestaciones, nuevas tecnologías y desarrollo de sistemas de información que puedan influir favorablemente en la prestación del transporte regular y que garanticen así la movilidad en todo el territorio municipal, y de una forma especial, en las pedanías.

Este estudio técnico tendrá una primera actuación que determinará el grado de sostenibilidad, desde la rentabilidad económica, eficiencia del servicio, incidencia medio ambiental e intermodalidad, puesto que habrá puntos de conexión entre líneas regulares de viajeros procedentes de pedanías, para su comunicación mediante transbordo con el centro de la ciudad.

También se estudiará la posibilidad de crear líneas perimetrales de conexión entre pedanías o entre estas y grandes centros de atracción (hospitales, universidades y otros) sin necesidad de parar o transbordar en el centro de Murcia.

Coordinación con el tren y el tranvía


Posteriormente, en una segunda actuación, se realizará la coordinación entre este modelo con las directrices marcadas en el Plan Director Regional del Transporte y su interrelación respecto de las líneas interurbanas de ámbito metropolitano que convergen en la ciudad de Murcia.

En el nuevo modelo de transporte las líneas de autobuses estarán coordinadas con el tranvía, así como con el ferrocarril, tanto de alta velocidad como de cercanías, y su integración con el transporte en bicicleta, atendiendo igualmente a otras actuaciones en materia de tráfico, plataformas segregadas o compartidas, aparcamientos disuasorios y otras integraciones.

El estudio incluirá una propuesta funcional (día medio laboral, sábados y festivos, servicio nocturno viernes y sábados), con líneas y paradas, horarios, frecuencias, tiempo de recorrido y dotación, demanda de viajes, tarifas, flota de vehículos, intermodalidad y diseño de los principales puntos de intercambio modal de autobuses alta capacidad con autobuses de pedanías y tranvía.

Además tendrán que elaborar una propuesta económica con la estimación de costes de operación y comparación con los costes actuales, y estimación de ingresos por tarifa.

Prioridad respecto al transporte privado


Asimismo, el adjudicatario, en su análisis de la red, propondrá razonadamente la implantación de carriles bus en aquellas vías que considere más adecuado, así como infraestructuras en paradas y la implantación de sistemas que permitan priorizar el transporte público en autobús respecto al vehículo privado (preferencia semafórica, en giros e intersecciones, aparcamientos disuasorios y otros).

Para la realización de este documento técnico, el adjudicatario deberá realizar, al menos, 5.000 encuestas que se suman a entrevistas con los presidentes de las juntas municipales con el fin de conocer detalladamente las necesidades de movilidad de los habitantes de las diferentes pedanías y barrios, ha explicado Pérez.

En cualquier caso, el nuevo modelo de transporte urbano deberá diseñarse de forma que se obtenga un uso eficiente de los recursos públicos utilizados, incluyendo la adecuación de la flota de vehículos actualmente prestadora de los servicios, en la medida que sea perfectamente compatible con los criterios medio ambientales y de accesibilidad a personas con movilidad reducida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook