26 de junio de 2019
26.06.2019
Judicial

Sesenta días de trabajos comunitarios para una mujer por pegar al padre de sus hijas

Lo agredió en plena calle de Murcia, a la salida de una actuación de baile de las pequeñas, de 4 y 6 años

26.06.2019 | 13:04
Puerta del Palacio de Justicia de Murcia.

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia del Juzgado de Lo Penal nº 1 de esta ciudad que condenaba a una mujer por un delito de malos tratos familiares.

Los hechos que se consideran probados tuvieron lugar en una calle de Murcia, en la puerta de una academia de baile donde iban las dos hijas de víctima y acusada. La mujer, que ahora tiene 41 años de edad, y el hombre estuvieron casados y, tras poner fin a su matrimonio, coincidieron a una actuación de las menores, de 4 y 6 años respectivamente.

«Cuando el hombre se marchaba del lugar con sus hijas, llevando a la menor en brazos, ya en la vía pública, se dispuso a dejarla en el suelo debido a su llanto, para lo cual se inclinó, momento en que fue súbitamente abordado por la acusada la cual, con deseo de menoscabar su integridad física, le propinó un empujón de tal intensidad que le hizo caer el suelo, sufriendo lesiones consistentes en cervicobraquialgia y traumatismo craneal leve, las cuales precisaron para sanar de una primera y única asistencia facultativa, empleando al efecto 15 días, cinco de los cuales fueron de incapacidad, no quedando secuelas», se lee en el relato de hechos probados.

El juez condenó a la mujer a setenta días de trabajos comunitarios y, en caso de no aceptarlos, a nueve meses de prisión. También puso una orden de alejamiento: ella no podría acercarse a su ex durante medio año (un año y nueve meses, en el caso de no aceptar los trabajos en beneficio de la comunidad). Asimismo, la condenada tendría que dar 55o euros al que fue su esposo, en concepto de indemnización.

La mujer recurrió. Apeló al in dubio pro reo, que es un principio jurídico que dicta que, en caso de duda, se favorecerá al imputado. Ella sostuvo que se le daba valor a la declaración de su ex y se vulneraba su presunción de inocencia. Que la caía fue un accidente. La Audiencia Provincial no le da la razón y confirma la condena impuesta por el Juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook