26 de junio de 2019
26.06.2019
Social

Intensifican la atención a personas sin hogar por la ola de calor

El SEMAS aumenta la atenciones en las horas centrales del día y por la tarde debido al aumento de temperaturas

26.06.2019 | 17:04
Un chico que vive en la calle lava su ropa en una fuente de Murcia

El equipo del Servicio de Emergencia Móvil de Atención Social (SEMAS) y el Servicio Municipal de Teleasistencia Domiciliaria, dependientes de la Concejalía de Derechos Sociales y Familia, que dirige Pilar Torres, han intensificado la atención a las personas en riesgo de exclusión social y en situación de calle, así como a las personas mayores, con el objetivo de paliar las consecuencias físicas de la exposición al calor ante el aviso del aumento de temperaturas de los próximos días.
 
El dispositivo puesto en marcha ante la alerta de calor de los próximos días proporciona a las personas que se encuentran en la vía pública agua, alimentos, gorras, traslado o acompañamiento al centro de día de Jesús Abandonado.
 
El SEMAS realiza un especial seguimiento a mediodía y por la tarde, para evitar los efectos que sobre la salud puede ocasionar la exposición prolongada a las altas temperaturas. Realizan su trabajo en equipos de dos personas, integrados por una trabajadora social y un policía local, atendiendo a los ciudadanos con más riesgo, a los que se les dota de medios de hidratación pertinente, al tiempo que se les informa sobre las estrategias que pueden adoptar para reducir el impacto del calor en su organismo. También son informados sobre los diferentes recursos sociales municipales a su disposición.
 

Dispositivo de teleasistencia domiciliaria

 Por otra parte, entre junio y septiembre se activa un plan de medidas específico a través del Servicio Municipal de Teleasistencia Domiciliaria, que gestiona la empresa Tunstall Televida.
 
De los 2.929 usuarios que reciben el servicio habitual, 1.253 presentan algún tipo de riesgo que les hace especialmente vulnerables, lo que supone el 42,48 % de las personas atendidas. De estas, 8 están en el nivel 3 (máximo riesgo), 981 en el nivel medio y 264 en riesgo bajo, según los indicadores establecidos por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.
 
El dispositivo, integrado por 51 personas, se activó el pasado 1 de junio y se mantendrá en funcionamiento hasta el 15 de septiembre. Hasta el momento, Aemet no ha activado la alerta y desde el servicio de telasistencia no se ha gestionado ninguna incidencia asociada a las altas temperaturas.
 
Durante la vigencia del protocolo durante en 2018, la Aemet activó en diez ocasiones algún nivel de alerta en el municipio de Murcia, 9 de ellas amarilla y 1 naranja. En ese período se efectuaron 8.130 llamadas de control desde la central y 2.172 visitas.
 
Se detectaron 2 casos relacionados con los efectos del calor, movilizando en cada caso los recursos pertinentes (Unidad Móvil, Centro Salud o Servicio de Urgencias). En uno de los casos, tras ser valorada por el servicio de urgencias, precisó traslado a centro hospitalario.
 

Protección y tranquilidad

"El objetivo de este dispositivo es que las elevadas temperaturas de los meses de verano en Murcia no ocasionen más problemas a las personas mayores, que son más vulnerables por su edad, grado de dependencia, aislamiento y enfermedades crónicas asociadas", explica Pilar Torres, quien destaca que además de proporcionar protección para los usuarios, el servicio de teleasistencia también aporta tranquilidad para ellos y sus familias.
 
Con el fin de detectar cualquier situación de emergencia en usuarios que presentan algún tipo de vulnerabilidad, el Ayuntamiento de Murcia ha instalado 1.666 dispositivos de seguridad y 52 de teleasistencia móvil -que permiten seguir disfrutando de este servicio fuera de su hogar-. Los dispositivos de seguridad instalados son:

Horarios más flexibles en Jesús Abandonado

Desde la Fundación Jesús Abandonado también se disponen a flexibilizar mucho más la actividad y los horarios del Centro de Día de esta institución ante la ola de calor que se espera azote la Región de Murcia estos días, tal y como explica May Penín, responsable del área social de la entidad.

Además, el equipo de calle de Jesús Abandonado estará especialmente atento para cubrir las necesidades de las personas sin hogar que se encuentran en el área urbana. Así, ofrecerán agua y lo necesario para evitar complicaciones por golpes de calor o deshidratación y "recordarán los servicios y recursos que tenemos a su disposición", como el espacio del Centro de Día. Asimismo, May Penín recuerda que la Fundación Jesús Abandonado "dispone desde este año 2019 de una aplicación que permite informarnos de manera fácil y rápida de personas que se encuentren en la calle, gracias a la tecnología de Google Maps, y qué tipo de ayuda necesita".

Esta herramienta, desarrollada por la empresa murciana Estudios Integrales de Sistemas Informáticos (EISI), "nos permite mejorar la atención a las personas sin hogar y ser más eficaces a la hora de proporcionar asistencia". Penín remarca que "todas estos recursos materiales y humanos, como nuestro equipo de calle, que todos los días recorre el casco urbano en busca de personas por uno u otro motivo que no acceden a nuestros servicios, el Centro de Día, abierto desde las 9.00 hasta las 19:00 de manera ininterrumpida de lunes a domingo, la app con la que los ciudadanos pueden avisarnos de la ubicación de una personas sin hogar o el resto de servicios, se encuentran disponibles los 365 días del año como parte de la atención integral que ofrecemos, aunque los reforzemos de una manera u otra ante este tipo de alertas".

El Centro de Día de la Fundación Jesús Abandonado es un recurso de intervención e inserción único en la ciudad de Murcia en la actualidad, donde los profesionales y voluntarios ofrecen una atención profesionalizada y prolongada, además de servir de refugio y descanso ante las temperaturas extremas del verano o el frío del invierno. Solo en el año 2018, un total de 162 personas diferentes utilizaron este Centro de Día de forma regular con un plan de intervención establecido con sus trabajadores sociales.

El Centro de Día cuenta con 81 plazas, y combina espacios destinados a actividades, con otro tipo de servicios e intervenciones para las personas en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo, como la posibilidad de acceder a internet, solicitar una cita médica con ayuda del equipo, hacer una llamada telefónica, tomar un café o usar la consigna en la que almacenar sus pertenencias durante el día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook