21 de junio de 2019
21.06.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista
Primer teniente de alcalde y concejal de Fomento del Ayuntamiento de Murcia

Mario Gómez: "Tenemos que educar al PP, las cosas ya no se hacen por imposición"

Gómez asegura que Cs llega para regenerar, pero tiene claro que la política local es cercana y la ideología queda fuera de la dinámica diaria

20.06.2019 | 22:42
Mario Gómez, concejal de Fomento de Ciudadanos, ayer en el edificio Abenarabi.

El primer Gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Murcia ha echado a andar y el primer teniente de alcalde y concejal de Fomento de Ciudadanos, Mario Gómez, ha estrenado despacho en el edificio Abenarabi, compartiendo planta y ala con el concejal de Desarrollo Sostenible y Huerta, Antonio Navarro-Corchón. Gómez bromea y asegura que Ballesta «me ha mandado lo más lejos que ha podido», pero ayer se movía como pez en el agua presentándose a los funcionario y personal de los distintos servicios que hay en 'el barco' (nombre con el que se conoce al edificio de cristal de Urbanismo).


Primer teniente de alcalde y concejal de Fomento con carteras para los otros tres ediles del grupo. ¿Está satisfecho?

Satisfecho no puede estar uno plenamente y menos en unas negociaciones como estas, unas negociaciones que han sido intensas y duras y en las que siempre hay que ceder si se quiere llegar a los mejores acuerdos. Las dos partes hemos cedido, hemos tenido la responsabilidad de ceder en beneficio de Murcia y de los murcianos para sacar adelante la mejor composición de gobierno posible.

La negociación entre PP y Cs se alargó hasta el límite que marcaba el reloj. ¿Qué le 'sacó' al alcalde Ballesta en esas últimas horas antes del Pleno de constitución de la Corporación?

Esto entra dentro de lo habitual en los procesos de negociación. Recuerdo los de 2015, cuando se llegó al acuerdo en la misma mañana del sábado con la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la renuncia de Bascuñana, en ese momento en el que se conoció fue cuando se llevó a efecto el acuerdo. En cualquier negociación las partes van tensando la cuerda para sacar lo máximo posible dentro del rango de negociación que nos marcamos. Se trata de llegar a un punto de entendimiento en el que ninguno esté satisfecho pero todos están contentos de alguna manera.

¿Se ha quedado con alguna espina de algo que quisiera lograr y no ha sido posible?

Espinitas, muchas. Trabajar con el PP es duro, ha sido duro durante estos cuatro años y va a ser duro durante los próximos cuatro. Eso no quiere decir que no tengamos capacidad y ganas de trabajar y hacerle ver al PP que hay otra forma de gobernar, otra forma de hacer las cosas, porque nosotros venimos a sacar la corrupción de las administraciones, a gestionar mejor el dinero público, mejorar la calidad de vida y mejorar los servicios públicos.

Es la primera vez que el Ayuntamiento de Murcia es dirigido en coalición por dos partidos. ¿Cómo espera que sean estos próximos años?

Va a ser complicado, pero no por nuestra parte. Nosotros tenemos una gran capacidad de adaptación y vivimos esta experiencia con ganas e ilusión. Con el respeto que se tiene que tener al cargo. Quien lo va a tener más difícil para adaptarse va a ser el PP ya que ha estado gobernando en solitario los últimos 24 años y ahora tener que hacer concesiones le va a costar, de hecho ya le está costando. Esperamos que con nuestras ganas les hagamos ver que el escenario ha cambiado y que la política debe hacerse ahora por consenso, con acuerdos. Nuestro trabajo ahora es el de educar al PP para hacerle ver que las cosas ya no se hacen por imposición sino por diálogo, consenso y acuerdo de las dos partes en beneficio de los ciudadanos.

¿Cree que terminarán la legislatura juntos?

(Risas) Ese es el objetivo, por nuestra parte no nos vamos a dejar acuerdo sin firmar, no vamos a dejar de intentar lograr el consenso en todas las áreas y sectores. Esperamos que el PP haga exactamente lo mismo. Nosotros nos estamos adaptando a una situación nueva, no venimos con vicios, y para nosotros es muy fácil trabajar de manera coordinada haciendo equipo sin ningún tipo de miedo. Puedo llegar a entender que para el PP que ha estado en el Gobierno 24 años, con su equipo, con su gente, va a ser más difícil ceder y tener que contar con alguien que no es de su partido. Si ellos quieren trabajar por el ciudadano, por mejorar la calidad de vida, con nosotros no van a tener problemas, iremos en la misma dirección. Ahora, si lo que quieren es imponer sin dialogar nos van a tener enfrente.

Ciudadanos se presenta como el partido de la regeneración, pero han pactado con el PP, un partido que tiene varios casos turbios a sus espaldas (Roque, ElRaal...), ¿cómo explica esto a sus votantes?

Veníamos a regenerar y vamos a regenerar. Estamos en un Gobierno en el que nuestra bandera es la transparencia y la lucha contra la corrupción y lo que tiene que entender el PP es que se ha acabado ya la manera de contratar 'alegal'. Hemos pedido la reducción de los contratos menores, la publicación de los contratos y ese será uno de nuestros principales objetivos, el ser más transparente en la contratación. Hay que evitar que haya cualquier tipo de duda en los trámites administrativos de contratación. Se puede regenerar con nuevos partidos y también estando en el gobierno y obligando a los antiguos partidos a que cambien la forma de gestionar. Vamos a ser más exigentes para conseguir que esta Administración sea más transparente y sacar la corrupción fuera de todo este ámbito.

Las negociación se centró más en el acercamiento al PP, pero también hubo un coqueteo con los socialistas. ¿Qué pasó para que el idilio con el PSOE no terminara en nada serio?

Nunca nos hemos negado a hablar con los partidos constitucionalistas, PP y PSOE son partidos que suman para tener un gobierno estable y lógicamente hemos hablado con las dos partes. Pero, como se sabía, había un partido preferente para la negociación y lógicamente hemos estado hablando con ese partido, aunque también hemos presentado las propuestas al Partido Socialista y hemos hablado de ellas. En la Región ha habido municipios en los que el acuerdo de Ciudadanos ha sido con el PSOE. Nunca hemos negado a nadie, hemos hablado con todos y es la base de nuestro trabajo diario. La política local es una política muy cercana en la que la ideología al final se queda fuera de la dinámica de trabajo diaria. Arreglar una calle, limpiar un jardín o el mantenimiento del alumbrado público no entiende de ideologías, se hace o no se hace.

¿Le apoyó su partido para que fuera alcalde con el PSOE o se vio solo ante esta propuesta?

En todo momento las negociaciones se han llevado de forma coordinada, había un comité de pactos para negociar a nivel regional que es el que se ha encargado de las propuestas programáticas y el candidato del PP y yo mismo hemos estado negociando la parte de estructura, de organización, de lo que sería el Gobierno una vez que se llegase a ese acuerdo. En todo momento hemos trabajado de forma coordinada.

Su Concejalía lleva algunos de los grandes pesos de la gestión municipal (infraestructuras, obras y contratación), pero es un trabajo más de despacho, mientras que Ballesta se ha reservado los grandes proyectos estrella, lo más vendible. ¿Cree que está compensada la balanza?

Todas las concejalías tienen la misma importancia dentro de una administración. La importancia se la dais vosotros, los medios de comunicación. El Ayuntamiento tiene que dar servicios a los ciudadanos y todos los servicios son igual de importantes. El tema de Fomento es algo más estructural, de gestión, y nosotros hemos venido a gestionar bien el dinero público para mejorar la calidad de vida de los murcianos. Una base fundamental para que los servicios lleguen a todos los ciudadanos, independientemente de donde vivan, es hacer una buena gestión, una buena distribución de los recursos y el hacer más con menos y ese es el trabajo que me va a tocar a mí, tenga más o menos vistosidad. Ya nos encargaremos nosotros de que tenga la visibilidad que tiene que tener.

No sé si ya ha seleccionado a las personas que formarán parte de su equipo más directo, pero ¿tiene pensado apoyarse en José Ángel Banet? ¿Lo incluirá en su equipo?

Nos queremos apoyar en los funcionarios. Una administración se basa en sus funcionarios y hay que motivarlos y hacer una buena reestructuración, realizar una buena RPT (relación de puestos de trabajo) en condiciones. Nos hemos encontrado en estos dos días una situación de desmotivación por el caos y el desorden que hay en los organigramas. Una de las cosas que más me ha sorprendido es cómo se ha podido trabajar tantos años de una forma tan desordenada. Vamos a contar con todos los funcionarios porque ellos son la base del Ayuntamiento para conseguir los mejores servicios. Independientemente de los eventuales que podamos contratar. En cuanto a Banet, es una persona de confianza del partido con una gran profesionalidad y es un pilar fundamental en el trabajo del grupo municipal de Ciudadanos en el que yo me he apoyado. Si él quiere estar estará.

¿Tiene previsto pedir una auditoría, como ha hecho el alcalde de Lorca?

La situación es distinta. Llevamos cuatro años trabajando los presupuestos y sabemos cómo está la situación. Pero lo que nos falta es el inventario de patrimonio municipal de suelo que no está actualizado, tiene fecha de 2015 y lo hemos estado reclamando por activa y por pasiva. Uno de los objetivos que nos pondremos para los presupuestos de 2020 es que tengamos ese inventario lo más actualizado posible. Pero sabemos cómo están los presupuestos, las cuentas de Emuasa, la tesorería y el sistema de contratación, que es caótico con los contratos menores de pedanías.

¿Habrá cambios en el sistema de contratación?

Una de las cuestiones que ya he visto con la jefa de Contratación es intentar poner en marcha unas juntas de contratación para reducir los contratos menores y facilitar las inversiones en pedanías evitando posibles corruptelas con las adjudicaciones a dedo. Saldrían a concurso público frente a los actuales contratos a dedo con los que no se puede obtener ninguna reducción.

¿Qué espera encontrar cuando se pongan a trabajar en las comisiones de investigación y a revisar los grandes contratos?

Podemos encontrar de todo, podemos encontrar de todo en cualquier cajón de cualquier área de cualquier departamento. Respecto a la investigación de la contratación de personal en las concesionarias ya lo tenemos, saltó con Roque Ortiz, ahora con otro miembro de la lista de Ballesta con el tema de El Raal... ahora hay que verificar cuál ha sido el procedimiento por el que la empresa concesionaria se ha visto obligada a contratar a ese personal, algo que será difícil, pero se va a demostrar que hay una vinculación directa entre las concesionarias y el PP. Tenemos que lograr que estas personas ejerzan su derecho al voto libremente y que no vivan bajo la amenaza del gobierno de turno de que se pueden quedar sin trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook