06 de junio de 2019
06.06.2019
La Opinión de Murcia
Sucesos

Un cortocircuito en un coche provoca un espectacular incendio en una nave

Las instalaciones pertenecen a la concesionaria de la gestión de los parques y jardines de Murcia, que ha perdido varios vehículos de limpieza y otras herramientas por el fuego

06.06.2019 | 16:06
Un cortocircuito en un coche provoca un espectacular incendio en una nave
Un bombero trabaja en el lugar del incendio.

Ocurría en la Ciudad del Transporte de la capital murciana, la zona que hay entre Primero de Mayo la Ciudad de la Justicia. La enorme columna de humo negro asustó a los ciudadanos que la vieron, aunque, afortunadamente, y pese a lo vistoso del asunto, quedó todo en un susto.

Siete personas llamaron al Centro de Coordinación de Emergencias, cinco minutos después de las tres de la tarde, para alertar de lo mismo: había muchísimo humo, signo evidente de que detrás existía un incendio grande. Inmediatamente, los efectivos se pusieron en marcha. Al lugar se movilizaron Bomberos de Murcia y agentes de la Policía Local, que se desplazaron a la zona tuvieron que ponerse mascarillas, porque había muchísimo humo.

Se movilizó una ambulancia de la Gerencia del Servicio de Urgencias y Emergencias Sanitarias del 061, con tres personas a bordo, que, por suerte, no tuvieron que asistir a nadie. Ninguna persona se intoxicó por humo.

Un incendio acababa en la tarde de este jueves con cinco vehículos eléctricos y causaba daños en una nave de almacenamiento de la concesionaria del servicio de jardinería del Ayuntamiento de Murcia. La empresa se llama STV Gestión y es la que tiene el contrato en virtud del cual se encarga del mantenimiento de todos los parques y zonas verdes de la capital de la Región, así como de sus lagos y fuentes ornamentales.

Una docena de bomberos, desplazados en cuatro vehículos, emplearon alrededor de una hora y media en sofocar las llamas.

Fuentes cercanas al caso indicaron que los primeros indicios señalan que el origen del fuego estuvo en un coche eléctrico de los que había guardados en la nave. Los cochecitos eléctricos estaban aparcados uno junto al otro, y lo que pasó fue que las llamas se fueron propagando fácilmente de uno a otro. Resultado: quedaron totalmente calcinados. Sin posibilidad de recuperarlos.

Estos vehículos eléctricos eran empleados por personal de STV para realizar las labores de mantenimiento de jardines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook