05 de junio de 2019
05.06.2019
Judicial

Condenado por pegar a su hermana en Murcia en una discusión por una sartén

El hombre, de 42 años, tendrá que cumplir dos meses de trabajos en beneficio de la comunidad por un delito de malos tratos

05.06.2019 | 10:47
Condenado por pegar a su hermana en Murcia en una discusión por una sartén

Un hombre de 42 años de edad, cuya identidad no ha sido facilitada, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Murcia por un delito de malos tratos en el ámbito familiar. Los hechos que se consideran probados tuvieron lugar en un domicilio de la ciudad de Murcia en noviembre de 2014.

La discusión que acabó en agresión fue por causa de una sartén. Víctima y agresor estaban en la cocina. El hombre decía que la sartén era suya y no para que dispusiese de ella toda la familia. Entonces él, "con el deseo de menoscabar su integridad física, le propinó a ella un fuerte tirón de pelo que motivó un forcejeo entre ambos, empujándola finalmente, lo que provocó la caída al suelo de la misma, debiendo intervenir el padre de ambos para separarles".

Como consecuencia de los hechos descritos, la mujer "sufrió lesiones consistentes en dolor leve en región occipital y hematoma en rodilla izquierda, las cuales precisaron para sanar de una primera y única asistencia facultativa, empleando al efecto 8 días, ninguno de los cuales fue de incapacidad, no quedándole secuelas", detalla el relato de hechos probados.

Al día siguiente del suceso, el Juzgado Instructor acordó con carácter cautelar la prohibición de aproximación del acusado a menos de 300 metros de su hermana y la prohibición de comunicación con ella por cualquier medio o procedimiento durante la instrucción de la causa. También le condenó a hacer trabajos en beneficio de la comunidad durante dos meses. El sujeto, sin antecedentes penales, siguió libre. Y recurrió.

La Audiencia, en su resolución, alude al "clima de tensión existente en el domicilio familiar, de modo que no era el primer incidente". En este sentido, "el acusado refirió que dos meses antes ella (su hermana) le había golpeado por la espalda porque él se había duchado primero, y ella describió el ambiente de superioridad y dominación que reinaba en el domicilio, que se hacía lo que el acusado quería, que todos los que compartían la vivienda vivían atemorizados por sus reacciones, sin querer hacerle la contra".

"Pone énfasis en el ejemplo que la denunciante puso de esa dominación: que ella siempre tuviese que ducharse o usar el baño cuando él no pudiera necesitarlo, porque, en caso de concurrencia, él era preferente. Esto explica cómo algo tan nimio como el uso de una sartén pudiera generar en el seno doméstico un incidente como el descrito, máxime cuando no parece lógico que alguien que vive en familia tenga esos elementos para uso privativo", establece la resolución.

Ahora, casi un lustro más tarde del ataque, la Audiencia Provincial se pronuncia y no le da la razón al procesado. Desestima el recurso del individuo y confirma la sentencia. Así, el hombre tendrá que hacer durante 60 días trabajos comunitarios. Y no podrá acercarse a menos de 300 metros de su familiar ni comunicarse con ella. Durante dos años. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook