02 de junio de 2019
02.06.2019
Infracciones

La Policía de Ocio impone 182 multas en sus seis primeros meses

El incumplimiento del horario de cierre y el exceso de ruido son las infracciones más habituales

02.06.2019 | 04:00
Dos agentes de la Policía de Ocio charlan con unas chicas en la puerta de un local de ocio nocturno

La Policía de Ocio comenzó a patrullar por las calles de Murcia el pasado otoño. En estos seis meses los agentes que forman parte de este grupo han llevado a cabo un total de 1.304 inspecciones a locales del municipio, a lo que se suman seis mediciones de ruido especializadas. Estos policías tienen como labor principal el controlar que los locales de ocio cumplen la normativa de ruido para evitar los casos de contaminación acústica y las molestias a los vecinos.

Desde el Ayuntamiento de Murcia informan de que «desde finales del pasado mes de noviembre, en el que se presentó este equipo de Policía de Ocio, hasta el día de la fecha, cabe destacar la labor realizada por este grupo a lo largo de estos seis meses, y todo ello en estrecha colaboración con los técnicos de la sección de Disciplina Ambiental de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta».

Además, en este tiempo los agentes han tramitado un total de 182 denuncias a los locales inspeccionados, la mayoría de ellas por incumplir el horario de cierre (129). A estos motivos se unen también el exceso de ruido (43), el incumplir el horario de recogida de las terrazas (4), el exceso de aforo (3), la instalación de terrazas sin autorización (2) y el carecer de hojas de reclamaciones (1).

Entre los fines de Policía Local Murcia se encuentra el garantizar, en el ámbito de sus competencias, que los ciudadanos puedan disfrutar de un medio ambiente adecuado. Precisamente por este motivo, desde el Consistorio, y en cumplimiento de la Ley del Ruido y demás normativa de desarrollo, se ha elaborado un mapa de ruido de ocio del municipio con el que se evalúa el cumplimiento de los objetivos de calidad acústica y se establecen las ZPAE (Zonas de Protección Acústica Especial), en las que es necesario adoptar medidas correctoras.

Así, para la vigilancia y el control del cumplimiento de la normativa vigente en materia de ruido, el Ayuntamiento también se sirve de la labor de este grupo de Policía de Ocio, dentro de la Policía Local de Murcia.

El servicio de la Policía de Ocio se suele prestar en horario de tarde-noche y los agentes están identificados mediante un brazalete de color verde en el que se puede leer 'Policía de Ocio Murcia'. Además de estos agentes, el nuevo grupo que se ha creado dispone de dotaciones policiales no uniformadas para asuntos específicos que requieren intervenciones concretas y en las que se precisa que los agentes no sean detectados por quienes están cometiendo la infracción.

Horario de tarde-noche

La Policía Local de Murcia explica que «teniendo en cuenta que la mayor parte de las incidencias a este respecto se generan durante la tarde-noche, se dispone de un mínimo de dos agentes en ese turno y cuatro agentes y un cabo por la noche para atender todas las incidencias relacionadas con la problemática en torno a las molestias que se generan por ruido», así como las actividades que no ajustan su servicio al contenido de las licencias de las que disponen.

En una primera fase de implantación de esta Policía de Ocio, se ha comprobado la situación administrativa de los establecimientos de ocio (bares con música), situados en las zonas ZPAE, ampliándose posteriormente a los demás, según demandas y nivel de concentración de locales. «También es precisa la presencia policial uniformada de los miembros de este grupo en las zonas susceptibles de generar molestias por ruido, evitando que en la vía pública se consuman bebidas alcohólicas, se exceda el números de personas que puedan hacer uso de las terrazas o se realicen actividades con puertas y ventanas de los locales abiertas, evitando de esta forma que se generen molestias con motivo de las actividades de ocio», insisten.

Funciones de los agentes

- Inspección de los locales.
- Control de terrazas.
- Vigilancia del cumplimiento de la normativa.
- Presencia policial uniformada en las tres zonas de actuación y donde hay mayor concentración de personas.
- Información y concienciación.
- Participación y colaboración en las campañas que diseñe la Corporación o la Jefatura de la Policía Local.
- Denuncias de las infracciones observadas.
- Mediciones especializadas de ruido en aquellas actividades que generen molestias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook