30 de mayo de 2019
30.05.2019
La Opinión de Murcia
Proyecto

El Museo del Río y la Huerta abrirá sus puertas tras el verano en La Contraparada

El nuevo Centro de Visitantes cuenta con videomapping, sala de autograbación, pantallas táctiles, uso de códigos QR y guía multimedia para poder moverse por un sendero interpretativo

29.05.2019 | 20:08
El alcalde Ballesta y el concejal Navarro Corchón en el espacio del museo destinado a los cultivos tradicionales.

El Museo del Río y la Huerta de Murcia abrió ayer sus puertas para dar a conocer las diferentes salas de muestras y actividades interactivas con las que el visistante podrá conocer al detalle los secretos y curiosidades de la red de regadío murciana. Pero no será hasta después del verano cuando abra sus puertas de forma oficial para que cualquier persona pueda acercarse hasta La Contraparada para interactuar con la naturaleza.

El alcalde de Murcia en funciones, José Ballesta, y el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro, visitaron ayer las obras del primer museo interactivo del río y la Huerta, el que es el nuevo Centro de Visitantes de La Contraparada. El inmueble está ubicado entre las pedanías de Javalí Nuevo y Javalí Viejo y abrirá sus puertas como un innovador y vanguardista punto de referencia para la difusión del legado natural, cultural, paisajístico e histórico de la huerta de Murcia.

El Museo del Río y la Huerta está dotado de las últimas innovaciones y se encuentra en un lugar idóneo, ya que La Contraparada está reconocida como Bien de Interés Cultural y área de especial valor ecológico.

«La huerta es un legado histórico, cultural y ecológico de todos los murcianos que nosotros, la actual generación de murcianos, debemos conservar», indicó José Ballesta, quien informó de que «ese es el objetivo prioritario del Plan Huerta 2030, que permitirá recuperar y poner en valor 10.000 hectáreas de superficie natural».

El Centro de Visitantes, cuya adecuación y dotación de equipamientos ha supuesto una inversión de 340.000 euros, alberga un museo interactivo distribuido en dos plantas, al que se han incorporado diferentes recursos que aprovechan la potencialidad de las nuevas tecnologías (videomapping, sala de autograbación, pantallas táctiles, uso de códigos QR y guía multimedia para el sendero interpretativo). Además, varios de los recursos audiovisuales están traducidos a lengua de signos.

Parque de cabecera de Murcia Río

Este nuevo espacio está ubicado junto a la presa de La Contraparada o Azud Mayor, que fue construida entre los siglos IX y X y distribuye el agua del Segura por toda la huerta. Doce siglos después este diseño de ingeniería hidráulica sigue funcionando y canalizando el agua a través de la red de 310 kilómetros de acequias y azarbes. En este entorno se creará un parque de cabecera del Segura, dentro de la segunda fase del proyecto de transformación Murcia Río.

Ya dentro del Museo, la planta baja está destinada a espacio de recepción de visitantes, donde podrán descargarse programas QR para dispositivos móviles. Además, cuenta con un audiovisual de presentación ('El río que da la vida') y una amplia sala de usos múltiples. En la escalera de acceso a la primera planta se ha instalado un videowall de grandes dimensiones que proyecta imágenes del río en movimiento.

Mientras, en la planta alta se ha proyectado como un amplio espacio en el que se desplegarán los contenidos en cuatro grandes ámbitos temáticos. El primer ámbito refleja el origen, la historia y la evolución del río Segura, la huerta y la Contraparada, un segundo ámbito sobre cultivos, un tercero dedicado a la identidad y la cultura huertana y uno último destinado a la interpretación de los principales valores ecológicos y ambientales de La Contraparada y del río Segura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído