16 de mayo de 2019
16.05.2019
Protesta

El Palmar se echa a la calle otra vez contra la oleada de robos

La Delegación del Gobierno asegura que se ha reforzado la seguridad, mientras los vecinos manifiestan que a los cacos "los cogen y los sueltan"

16.05.2019 | 20:37
El Palmar se echa a la calle otra vez contra la oleada de robos
Un momento de la concentración vecinal que tuvo lugar este jueves por la tarde en El Palmar.

Ya salían a la calle a principios de este mismo mes, para contar a toda la Región que estaban hartos de ser objetivo de los amigos de lo ajeno. Desde aquella primera manifestación a la que montaron este jueves por la tarde, los vecinos de El Palmar han seguido soportando una serie de asaltos que no les dejan ni dormir ni vivir. La protesta nueva partía de Destilerías Bernal, para recorrer distintas calles de la población y regresar al punto de partida.

El delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Jiménez, y el jefe superior de la Policía Nacional, Cirilo Durán, se subían esta misma semana a un helicóptero para sobrevolar El Palmar, Espinardo, Javalí Nuevo, La Paz y La Fama «en una operación de control y prevención de seguridad ciudadana que refuerza otros dispositivos desplegados ante el incremento de delitos en dichas zonas», indicaban desde la Delegación del Gobierno en Murcia.

Al respecto, desde el PP aseguran que la Delegación, en manos de los socialistas, «omite la solicitud para que El Palmar tenga una Comisaría de Distrito», al tiempo que recuerdan que el Consistorio de Murcia, gobernado por ellos, «pone en marcha el Grupo Especial de Seguridad Ciudadana (GESC) que vigilará permanentemente El Palmar».

Algunos vecinos afectados sospechan quiénes están detrás de los robos, al tiempo que lamentan que «aunque los coja la Policía, al día siguiente están fuera», en referencia a que no suelen ingresar en la cárcel por delitos así. Hay que recordar que la prisión provisional es una medida restrictiva que el Juzgado de Guardia solo ordena, a petición del Ministerio Público, cuando hay riesgo de fuga o de destrucción de pruebas.

Y no solo se trata de robos: también hay trapicheo de drogas, especialmente en la barriada de Los Rosales, una de las más deprimidas del municipio. Precisamente la Policía Nacional llevaba a cabo una operación hace apenas unos días en tres bares de este barrio, donde encontraban marihuana y hachís.

Asimismo, la Policía Nacional busca a los sujetos que han entrado ya cuatro veces en ocho días a robar a un centro de rehabilitación, ubicado en El Palmar, donde se hacer terapias para niños empleando perros y caballos. Desde la clínica en cuestión, Centauro Quirón, en la Carretera de Cartagena, confirmaron los asaltos y explicaron que tienen lugar siempre de noche, cuando el negocio está cerrado. Los cacos fuerzan la puerta y se llevan herramientas, televisores, tabletas y hasta una pistola a presión para limpiar, explica el gerente, Pedro Ferrer. Nadie ha salido herido, de momento, porque nadie se ha topado con los delincuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook