14 de mayo de 2019
14.05.2019
Sucesos

Asaltan cuatro veces en ocho días una clínica de fisioterapia en El Palmar

"Estoy dejando a mi familia para hacer guardias de noche, porque no me puedo permitir el lujo de que me roben más", declara el gerente del centro

14.05.2019 | 04:00
Dos menores, en una terapia con equinos en las instalaciones del Centro Centauro Quirón.

La Policía Nacional busca a los sujetos que han entrado ya cuatro veces en ocho días a robar a un centro de rehabilitación, ubicado en El Palmar, donde se hacer terapias para niños empleando perros y caballos. Desde la clínica en cuestión, Centauro Quirón, en la Carretera de Cartagena, confirmaron los asaltos y explicaron que tienen lugar siempre de noche, cuando el negocio está cerrado. Los cacos fuerzan la puerta y se llevan herramientas, televisores, tabletas y hasta una pistola a presión para limpiar, explica el gerente, Pedro Ferrer. Nadie ha salido herido, de momento, porque nadie se ha topado con los delincuentes.

«Estoy dejando a mi familia para hacer guardias, porque no me puedo permitir el lujo de que me sigan robando», dice Ferrer, que apunta que llegaron a tener seguridad privada, y que, al retirarla, «aunque haya alarmas, siguen entrando».

En el segundo de los episodios, los amigos de lo ajeno fracturaron el cristal de una puerta. De la misma puerta que había sido forzada en el asalto anterior.

Ferrer, que confía en el trabajo de la Policía, cuenta que los empleados tienen miedo y que se están llevando a casa a los perros que participan en las terapias. Pone el acento en «los destrozos» que ven sus clientes en la sala de espera. «Esto es insostenible», hace hincapié el gerente, que agrega que «salimos del trabajo a las nueve y cuando son las ocho ya no quiere quedarse nadie».

Y más asaltos que tienen en jaque a la Policía: los que viene sufriendo desde hace meses un restaurante emplazado en el Camino de Los Leñadores, en Murcia, cerca del centro de rehabilitación. Han entrado 17 veces ya.

Agentes de la Policía Nacional se movilizaron hasta ambos negocios, donde tomaron huellas. Asimismo, se visionaron las cámaras cercanas a los lugares asaltados, y se espera dar en breve con estos delincuentes.

Los vecinos de El Palmar llevan tiempo denunciando la inseguridad que sufren: afirman que los robos son constantes.

El domingo, por otro lado, otro bar, en esta ocasión de la población de San Ginés, volvió a ser objeto de un asalto.

Según manifestaron fuentes próximas a la investigación, es también el tercer robo en cuestión de días. De hecho, cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el lugar vieron cómo resaltaba en la puerta en cuestión el polvo de huellas que emplean profesionales de la Científica para buscar evidencias que den con la identificación y posterior arresto de los ladrones.

Se da la circunstancia de que, en el segundo de los robos, se llegó a arrestar a un hombre como sospechoso de haberlo cometido. Este sujeto quedó en libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook