09 de mayo de 2019
09.05.2019
La Opinión de Murcia
Animales

La vaquería de Los Dolores, un punto conflictivo para acabar con las palomas

Los técnicos municipales instalan siete jaulas en el tejado donde se guarda el alimento para el ganado, trampas con las que logran atrapar cerca de un millar de estas aves

08.05.2019 | 18:36
Técnicos municipales se descuelgan en el puente frente al Reina Sofía para instalar la red anti palomas para evitar que aniden.

El servicio de Sanidad del Ayuntamiento de Murcia pone en marcha un programa de control de la población de palomas.

Las palomas se han convertido en un verdadero problema en la ciudad de Murcia, un problema que sufren con más intensidad algunas zonas o barrios, como es el caso de Vistabella, donde estas aves son un incordio para el día a día de sus vecinos. El Ayuntamiento de Murcia ya ha puesto en marcha un programa para el control de la población de palomas, aunque se ha encontrado con un punto especialmente conflictivo situado a pocos kilómetros del centro de la ciudad, en la vaquería que hay en la pedanía murciana de Los Dolores, donde estas aves han llegado atraídas por la importante cantidad de pienso y paja que hay en las instalaciones para alimentar al ganado.

Los técnicos municipales han explicado a los vecinos afectados que en el entorno de la vaquería de Los Dolores se han contabilizado más de dos mil palomas, de ahí que hayan puesto en marcha medidas como la instalación de jaulas para atraparlas. El jefe del servicio de Sanidad municipal, dependiente de la Concejalía de Deportes y Salud, Eduardo González, indica que en esta zona las palomas se suelen concentrar en el tejado del espacio en el que se almacena el alimento, de ahí que hayan colocado siete jaulas que han permitido atrapar a unos 900 ejemplares.

González recuerda que uno de los mayores problemas que tienen es que las palomas encuentran alimento con mucha facilidad, por lo que recuerda a los ciudadanos que está completamente prohibido alimentarlas y es sancionable. Concretamente, «el suministro de alimento a los animales en la vía o espacios públicos que pueda suponer un riesgo para la salud pública está prohibido» en el artículo 6.1 de la Ordenanza Municipal sobre Protección y Tenencia de Animales de Compañía.

Esta prohibiciób obedece a que el exceso de alimento provoca un aumento incontrolado de la población de palomas en la ciudad y una población desproporcionada favorece el hacinamiento y la aparición de enfermedades en las palomas.

Dentro del programa municipal de control de palomas del Consistorio también se han tomado medidas en el puente que hay frente al Hospital Reina Sofía de Murcia, cuya parte inferior se había convertido en una zona de anidamiento habitual de estas aves, de donde se han llegado a retirar unos 400 nidos. Para evitar que vuelvan se ha cubierto toda la zona con una red, aunque Eduardo González insiste en que hay que mantener la vigilancia, ya que las que se encontraban en el puente están desorientadas y buscan nuevas zonas para anidar.

El jefe del servicio de Sanidad señala que también han ofrecido jaulas a los vecinos del barrio de Vistabella para que las coloquen en sus terrazas, así como pinchos para colocarlos en las repisas de las ventanas o balcones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook