22 de abril de 2019
22.04.2019
Patrimonio

Denuncian el 'sopicaldo' del yacimiento de San Esteban tras las lluvias

Desde Huermur critican el estado del enclave arqueológico por falta de protección, mientras que el Ayuntamiento asegura que los restos están preparados para estar a la intemperie

22.04.2019 | 09:30
El yacimiento de San Esteban, en Murcia, encharcado tras las lluvias del fin de semana.

Desde el Consistorio han asegurado que "la arqueóloga ha vuelto a supervisar el estado del yacimiento este lunes y está en perfectas condiciones".

Un "sopicaldo". Así han calificado desde la asociación conservacionista de Murcia Huermur en lo que se ha convertido el yacimiento de San Esteban tras las fuertes lluvias de este fin de semana.

"El yacimiento de San Esteban, en pleno centro de Murcia, convertido en un 'sopicaldo' lleno de agua y charcos. Uno de los yacimientos más importantes del levante español, del S. XII-XIII y declarado BIC, en un estado lamentable", han criticado.

Desde Huermur han informado de que se va a presentar una denuncia ante la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de la localidad por el estado en el que se encuentra el yacimiento de San Esteban y por "el presunto mal funcionamiento de las bombas de extracción".


"Desde 2009 este importante patrimonio de nuestra tierra está a la intemperie, sin soluciones reales por parte de las administraciones púbicas (más allá de una excavación en una reducida zona), y sin poner en valor como obliga la ley de patrimonio", añadieron desde la asociación. 

"Las medidas y los tratamientos de conservación son suficientes" 

Por su parte, el Ayuntamiento de Murcia, a través de la concejalía de Infraestructuras, Obras y Servicios Públicos que dirige Rebeca Pérez, explica que "está realizando un seguimiento continuo y diario del estado del yacimiento de San Esteban".

Fuentes del Consistorio han asegurado que el equipo de expertos que encabeza la arqueóloga municipal, Carmen Martínez, y Jorge Eiroa, director de las obras, "están pendientes en todo momento y tomando decisiones de forma rigurosa para que las lluvias no afecten a los restos arqueológicos".

También han indicado que la edil Rebeca Pérez también ha visitado el yacimiento este fin de semana para supervisar los trabajos que se estaban llevando a cabo.

Según han informado desde el Ayuntamiento, " el yacimiento cuenta con 3 bombas de achique que han estado funcionando a lo largo del fin de semana".  Reconocen que, "tras la acumulación de agua por las intensas lluvias, se formaron depósitos más grandes de agua", pero matizan que estos " estuvieron controlados y supervisados: se determinó que la forma más rápida y eficaz de vaciarlos era complementando el achique con bombas del servicio de bomberos del Ayuntamiento de Murcia".

"El fonduc, oratorio y cementerio son las zonas donde se ha estado trabajando intensamente durante las últimas semanas y por este motivo, también han sido las zonas más protegidas frente a las lluvias", explican.

Frente a las quejas de Huermur, desde el Ayuntamiento han respondido que "el yacimiento se ha preparado con tratamientos de conservación en los muros y demás estructuras para permanecer a la intemperie".

"Se han añadido hileras de sacrificio sobre los muros a modo de protectores de las partes altas que reciben directamente la lluvia y los pequeños espacios más sensibles, como los enterramientos, además se han protegido con geotextil y han sido rellenados con grava", detallaron.

Además, han asegurado que "las medidas y los tratamientos de conservación son suficientes para que los restos se mantengan en buen estado a pesar de estar al aire libre soportando el sol y el agua".

En principio, según han aclarado fuentes consistoriales, "no necesitan de los plásticos, que están destinados más para los momentos previos al tratamiento y para evitar que se mojasen los espacios a medio excavar; e incluso, los plásticos resultan poco eficientes para el secado posterior, porque propician la acumulación de agua a modo de charcos que por el peso del agua tiran de las estructuras más altas".

"Por ello, los espacios trabajados durante estos meses deben mantenerse en buenas condiciones a pesar de la lluvia. Han sido preparados para ello", concluyen.

Además, han indicado que, en la mañana de este lunes, "la arqueóloga ha vuelto a supervisar el estado del yacimiento y está en perfectas condiciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook