16 de abril de 2019
16.04.2019
Yacimiento

Dos meses de laboratorio sacarán a la luz los secretos de San Esteban

Arqueólogos y antropólogos que han trabajado en el yacimiento analizarán los restos óseos, de cerámica y vidrio para saber cómo vivían y por qué fallecían los habitantes del arrabal de la Arrixaca en el siglo XII

15.04.2019 | 20:17
Los arqueólogos volverán a trabajar en el yacimiento de San Esteban en el mes de septiembre.

Después de seis meses de trabajo de campo sobre el terreno, los arqueólogos y antropólogos que han estado trabajando en el yacimiento de San Esteban se meterán ahora en el Laboratorio de Arqueología de la Universidad de Murcia (UMU) para analizar todas las muestras extraídas. Restos óseos, de cerámica, vidrio y semillas permitirán sacar a la luz las características de los habitantes del arrabal de la Arrixaca del siglo XII, cómo se alimentaban, cómo vivían y, también, por qué morían.

El equipo liderado por el profesor Jorge Eiroa termina esta semana la campaña en la que han logrado extraer hasta 27 cuerpos de la zona del cementerio musulmán, además de excavar varios recintos como el funduk, que cumplió la función de hospedería en la última etapa andalusí, sobre el siglo XIII y de una gran casa contigua, considerada el segundo conjunto monumental más grande después del hospedaje de comerciantes.

El trabajo de laboratorio se prolongará durante los próximos dos meses y contará con la colaboración de otros laboratorios nacionales e internacionales, como el de la Universidad de Granada, el de la Universidad de Las Palmas y la UPCT. Tras este tiempo los restos serán trasladados al Museo Arqueológico, ya que es la Comunidad Autónoma la encargada de custodiarlos. Así lo explicó ayer el director de la excavación, Jorge Eiroa, durante la visita que realizaron al yacimiento autoridades de las tres administraciones implicadas en la recuperación de este espacio.

Hasta el momento se ha trabajado en 33 enterramientos y se han extraído 27 cuerpos de individuos, enterrados de forma superpuesta, de los que un 40 por ciento son niños y un número también elevado corresponde a jóvenes de entre 14 y 17 años, tal y como detalló la directora de Antropología de la excavación, María Haber. Ahora, durante el análisis de los restos se tratará de determinar los motivos de los fallecimientos de estos individuos y se podrá constatar si estos fueron de origen traumático o por enfermedad.

Amplían las excavación

Los trabajos de campo finalizan esta semana, pero el alcalde de Murcia, José Ballesta, ha anunciado la firma de un convenio para prorrogarlos y que los arqueólogos puedan volver al yacimiento de San Esteban tras el verano, en el mes de septiembre, para retomar estas tareas hasta marzo de 2020.

Eiroa también ha detallado que en el tiempo que el yacimiento no va a ser estudiado las zonas que se han abierto para la excavación quedarán cubiertas y protegidas para que no sufran deterioro. No obstante, las visitas seguirán realizándose para que los ciudadanos puedan conocer de primera mano qué hay en este enclave histórico de la ciudad de Murcia.

La visita de ayer también sirvió para anunciar que el próximo 6 de mayo se celebrará en el Hemiciclo de la Facultad de Letras un seminario sobre los arrabales andalusíes impartido por el profesor Eiroa bajo el título 'Arqueología de los arrabales andalusíes: el conjunto arqueológico de San Esteban en perspectiva'. El curso contará con la participación del doctor Alberto León, profesor titular de Arqueología de la Universidad de Córdoba, quien trazará el marco general de debate exponiendo las claves para entender el surgimiento del paisaje urbano islámico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook