14 de abril de 2019
14.04.2019
ULTIMA HORA
El 70% de los participantes en la consulta de Podemos apoyan un gobierno de coalición integral
Tribunales

Demanda al colegio porque su hijo se rompió dos dientes al caerse

El padre atribuía la caída a que el suelo estaba mojado, algo que el CJRM no niega, pero el carácter accidental de la misma no puede ser atribuido a la administración según su criterio

14.04.2019 | 10:21

Un alumno de un colegio de Infantil y Primaria de una pedanía de Abarán (Murcia) que se rompió dos dientes en la fiesta de fin de curso, lo que el padre atribuyó a que el suelo estaba mojado, no tiene derecho a ser indemnizado por la Consejería de Educación del gobierno murciano.

Así se recoge en un dictamen emitido a instancias de la citada Consejería por el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM), en el que se indica que no se ha demostrado la relación de causalidad que debe existir entre el daño por el que se reclama y el anormal funcionamiento de los servicios públicos para que surja la responsabilidad patrimonial de la administración.

Señala el informe del CJRM, al que ha tenido acceso Efe, que el padre del menor reclamó una indemnización de 265 euros por los gastos que había tenido que asumir por la reparación de los dos dientes fracturados.

Además, indicó que el niño había tenido que ser atendido primeramente en un hospital de Cieza por el sangrado que sufría en el labio y en la encía.

Al expediente instruido en la Consejería de Educación fue incorporado un informe del director del centro escolar en el que se expuso que el suceso se produjo cuando el menor subió unas escaleras para tirar un objeto a la papelera y tropezó en el último escalón.

Y añadía que, efectivamente, el suelo estaba húmedo por los juegos que los propios niños habían realizado, "pero sin que reuniera peligro para caídas".

El CJRM comenta que la caída se produjo de forma accidental, por lo que el daño resultante de la misma no puede ser atribuido a la administración, "al tratarse de una situación que, por incontrolable, no se puede evitar".

Y concluye que este tipo de accidentes entran dentro de los riesgos inherentes al desenvolvimiento de los alumnos en el centro escolar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook