12 de abril de 2019
12.04.2019
Judicial

Un perro arranca parte de un dedo a una mujer en Patiño

Resulta herida al intentar impedir que este can, mezcla de American Stanfforshire y Pitbull, mordiera a su mascota, un dálmata

12.04.2019 | 18:00
Un perro arranca parte de un dedo a una mujer en Patiño

La Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia del Juzgado de Instrucción Nº 3 de Murcia que condenó a una mujer a indemnizar con 6.782 euros a otra a la que su perro le arrancó parte de un dedo. Asimismo, ha de dar al Servicio Murciano de Salud (SMS) una cantidad de 34.290 euros por los gastos médicos. La condenada, autora de un delito de lesiones, tendrá que abonar durante tres meses una multa, con una cuota diaria de seis euros, establece la resolución judicial.

Los hechos tuvieron lugar en junio de 2017, en la población murciana de Patiño. La víctima estaba paseando a su perro, un dálmata, cuando se cruzó con otra mujer que llevaba suelto, sin correa, a un can mestizo de American Stanfforshire y Pitbull. Al cruzarse los dos animales, se engancharon y empezaron a pelearse. La dueña del dálmata se metió a separarlos y el mestizo le mordió en la mano izquierda.

La víctima fue atendida en el Virgen de la Arrixaca de Murcia. "Sufrió lesiones consistentes en amputación traumática parcial de la falange distal del cuarto dedo de la mano izquierda para cuya sanación, con necesidad de tratamiento médico y quirúrgico, precisó de 30 días de curación", detalla la sentencia.

En su resolución, el juez valora "el testimonio de la denunciante, quien ha venido ofreciendo una versión persistente, firme y coherente, desde sus primeras manifestaciones policiales, en cuanto a la mecánica de lo acontecido, no dudando en reconocer hechos que, en principio, podrían ser valorados en su contra ("mi perro no llevaba bozal, el otro tampoco; pero mi perro llevaba correa...el perro tiró y salió corriendo con la correa; cuando llegué los perros estaban enganchados, el perro de ella cogía al mío por el cuello; tiré de la correa de mi perro para separarlos, en esas logré separarlo y el American se tiró para mi mano..."). Tal versión resulta, además, corroborada y reforzada por testigos.

Uno de ellos dijo en su declaración que "esta señora (la denunciada) en ningún momento se interesó por la denunciante...". Y de forma firme destacó: "El American no llevaba bozal ni correa; iba totalmente suelto y de esto estoy completamente seguro".

Contra la resolución de la Audiencia Provincial no cabe recurso alguno.

Un caso similar hay abierto en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 3 de Molina de Segura, que investiga al dueño de un rottweiler que atacó a una mujer en una zona de huerta de Lorquí. El imputado es un joven de 30 años, vecino de Ceutí, que sostiene que su perro se encontraba, el día de los hechos, en un terreno de su propiedad, mientras que la víctima subraya que iba suelto.

Según se refleja en el informe médico forense, la víctima presentaba una herida inciso-contusa por mordedura en el brazo izquierdo, herida que se infectó.

Precisó un tratamiento médico-quirúrgico primero y curas locales después, además de tratamiento antibiótico. Asimismo, necesita rehabilitación y tratamiento psicológico, detalla el citado informe forense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook