02 de abril de 2019
02.04.2019
La Opinión de Murcia
Municipal

El puente del Reina Sofía, cerrado por la 'contienda' contra las palomas

El Ayuntamiento instala una grúa y cierra el acceso que conecta el centro de la ciudad con el Infante

02.04.2019 | 11:50
Los trabajos en el puente en cuestión.

Se están llevando a las palomas que están en el puente: están retirando los nidos. Los trabajos se van a prolongar alrededor de una semana, indican fuentes cercanas. El caso es que el puente del Reina Sofía está cerrado, con lo que eso conlleva para los vecinos.

El Consistorio anunciaba hace unos días que los servicios municipales de Obras y Proyectos Municipales y de Sanidad han iniciado los trabajos para limpiar la estructura del puente del Hospital Reina Sofía, donde anidan cerca de 400 ejemplares, y así poder instalar una red especial que impida que esta situación se repita en el futuro.

Al quedar esta infraestructura temporalmente fuera de juego, los peatones se ven obligados a pasar por el Puente de los Peligros o el de Primero de Mayo.

La intervención especial en el puente se debe a que se ha detectado que constituye un foco de anidamiento de centenares de palomas, que son causa de constantes problemas en Vistabella, agravados por otras razones como el urbanismo del barrio, con viviendas de tejados a dos aguas, que dificulta la colocación de jaulas, así como la no existencia de zonas amplias, con césped o similar, que permita la captura con redes. Las aceras estrechas, con arbolado de gran altura que permite el anidamiento de estas aves. La cercanía de lugares donde estas aves encuentran alimento (vaquería en la pedanía de Los Dolores). La dificultad de encontrar vecinos que permitan instalar jaulas de captura en sus viviendas y la existencia en el barrio de 'alimentadores' de estas aves.

El programa de control de palomas, que se desarrolla en todo el municipio y el pasado año permitió capturar cerca de 3.800 aves, se refuerza con la edición de 10.000 folletos bajo el título Evitemos que las palomas sean un problema y permitan disfrutar de un entorno saludable.

El Ayuntamiento de Murcia ha declarado la guerra a los problemas sanitarios y los daños sobre el patrimonio y el mobiliario urbano que causan las palomas. Su invasión y proliferación es especialmente significativa en el barrio de Vistabella, donde han provocado quejas vecinales.

Para solucionar este problema y, al mismo tiempo, evitar que en el futuro se repita esta situación, el plan diseñado por los servicios municipales de Obras y Proyectos Municipales y de Sanidad consiste en la limpieza del puente y la instalación de una red especial que acabe con el anidamiento masivo de aves en la parte inferior que conforma los tres tableros del puente. En ellos, la intensa acumulación de excrementos provoca deterioros en los elementos afectados, además de falta de higiene y posible propagación de distintas enfermedades.

El suministro de alimentos a los animales en la vía pública provoca un aumento incontrolado de la población de aves en la ciudad, favorece el hacinamiento y la aparición de enfermedades, además de estar prohibido por la ordenanza.

La actividad incontrolada de palomas conlleva riesgos sanitarios, causa el empeoramiento de las condiciones higiénicas y provoca daños sobre las estructuras.

El programa de control de palomas cuenta con 25 jaulas distribuidas por barrios y pedanías, que el pasado año permitieron capturar cerca de 3.800 ejemplares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook