El suceso ocurrió el día 12 de marzo y hoy por fin abrieron el techo y llevaron una grúa plúa muy grande para sacarla.

Aquel día, a primera hora, el forjado del suelo se hundía en el parking de un supermercado situado en la pedanía murciana de Beniaján, provocando que una hormigonera resulte accidentada.

Lo que pasó fue que un vehículo hormigonera que formaba parte del equipo que estaba practicando unas obras en el lugar accedió al aparcamiento del establecimiento, el forjado del suelo no soportó el peso y cayó al nivel inferior.

El conductor de la hormigonera pudo salir por su propio pie: estaba ileso. Los sanitarios le atendieron in situ por estado de shock. Por el susto.

Afortunadamente el hundimiento no causaba más daños. El supermercado en ese momento se encontraba cerrado.