01 de abril de 2019
01.04.2019
Judicial

Al banquillo por acusar falsamente a un vecino de abusar de su hija y su nieta

La acusación particular pide penas que suman cuatro años de prisión y multas por 72.000 euros para la mujer

01.04.2019 | 14:12
Al banquillo por acusar falsamente a un vecino de abusar de su hija y su nieta

La acusación particular ha solicitado penas que suman cuatro años de prisión y multas por 72.000 euros para una mujer a la que se le atribuye un delito de denuncia falsa por haber asegurado que un vecino había abusado de su hija y de su nieta cuando no habían cumplido los diez años de edad.

La defensa del denunciado, J.F., que ejerce el letrado murciano Raúl Pardo-Geijo Ruiz, ha solicitado asimismo una indemnización de 80.000 euros para el perjudicado.

Para la acusación particular, la acusada, Encarnación F.T., incurrió en dos delitos de acusación y denuncia falsa por haber denunciado, a sabiendas de que no era cierto, que su vecino había abusado de ambas menores.

Por su parte, el fiscal la ha acusado en su escrito de conclusiones provisionales de un delito de denuncia falsa, por el que solicita veinte meses de cárcel y el pago de una multa de 5.400 euros.

Las actuaciones judiciales que ahora se han vuelto contra la denunciante se iniciaron el 21 de abril de 2016, cuando Encarnación F.T. se personó en la Comisaría de Policía del barrio murciano del Carmen y afirmó que las niñas habían sufrido abusos por parte del denunciado.

El contenido de la denuncia no pudo ser confirmado con ninguna de las diligencias practicadas, por lo que el Juzgado de Instrucción acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones, que después, a instancias de Pardo-Geijo, se transformó en sobreseimiento libre por un auto de la Audiencia Provincial de Murcia.

Tras esa decisión, tanto la acusación particular como la estatal acusaron a Encarnación F.T. de un delito de denuncia falsa, por el que será juzgada en los próximos meses.

Según la acusación ejercida en nombre del denunciado, esta mujer pudo actuar por venganza o por móviles espurios con la intención, presuntamente, de obtener algún beneficio de su actuar.

Así, el letrado ha asegurado que ya en una ocasión anterior fue condenada por acusar falsamente y por hechos semejantes a otra persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook