24 de marzo de 2019
24.03.2019
Municipal

Los hosteleros de Pérez Casas temen pérdidas en las fiestas por las obras en Alfonso X

Los locales de la zona han comenzado a recibir menos clientela y ven unas Fiestas de Primavera perjudicadas por la remodelación del paseo

24.03.2019 | 04:00
Una máquina taladra el suelo para levantar un tramo del paseo que se emplea como punto de encuentro en días destacados de las Fiestas de Primavera.

No entienden por qué las obras no se han retrasado a mayo

Existen a lo largo del año cuatro días grandes para los hosteleros de la calle Pérez Casas de Murcia: Nochebuena, Nochevieja, el día del Bando de la Huerta y el del Entierro de la Sardina.

Este año las obras que se están acometiendo en el paseo Alfonso X El Sabio, en su segunda fase que afecta al tramo que va desde la plaza de la Redonda hasta Jaime I, pueden provocar importantes pérdidas económicas entre los establecimientos de la zona, tanto restaurantes como locales de copas. Así lo apuntan los hosteleros que han podido ver cómo esta semana las máquinas levantaban el suelo del céntrico paseo, un tramo que todos los años ha servido de punto de encuentro y reunión durante las Fiestas de Primavera de Murcia para hacer botelleo o, como señalan los trabajadores y propietarios de los locales de Pérez Casas, para que más gente consuma de sus locales y se mantengan en ese punto de la ciudad de fiesta.

El temor de los empresarios reside en que el ambiente de obras y vallas más que visible en la zona desanime para estas Fiestas de Primavera a llenar los locales y terrazas de la calle Pérez Casas. Una imagen muy común el día del Bando de la Huerta y el Entierro de la Sardina son las grandes aglomeraciones de murcianos que se reúnen en el paseo Alfonso X teniendo como núcleo principal la entrada a la calle Pérez Casas.

Es esta entrada la que se ha visto reducida con el vallado de las obras, ya que estas han comenzado por el lado más próximo a la conocida calle de los locales: «La mayoría de personas acceden hasta Pérez Casas desde el Alfonso X, ahora resultará más difícil por las obras, las vallas, el ruido o el polvo», explica Santiago, un trabajador de un local de copas de esta vía, que señala además que tienen asumido en su negocio las consecuencias de la remodelación del paseo, pero apunta que tienen que ver «cómo afrontamos las pérdidas».

Calculan, por tanto, que durante las fiestas primaverales de Murcia el negocio no va a ser el mismo e, incluso, «ya se está notando» la falta de clientela.

Los trabajadores del bar Altea o el pub Chinatown apuntan por su parte a la incomprensión que les genera las fechas en las que se ha decidido acometer estas obras. Opinan que la segunda fase de la remodelación del paseo Alfonso X no tendría que haber comenzado hasta después de Fiestas de Primavera, donde más negocio pueden llegar a tener a lo largo del año. «Las obras son pérdidas para los negocios de aquí. Esta zona es un sitio de paso y lo que se ve es maquinaria y vallas. Llegarán los clientes fieles, pero aquellos que puedes tener de más por las fiestas no van a aparecer».

Pablo Luján, propietario del Punto y aparte, un nuevo local de la calle, ha podido comprobar por lo que le han contado sus 'compañeros' de la zona que los locales se verán y ya se están viendo afectados: «Pérez Casas ahora está mermada, se ha complicado la accesibilidad hasta esta calle y afectados nos vamos a ver seguro, pero es un mal menor que luego, tras las obras, nos va a beneficiar a todos», apunta.

Luján teme, como otros hosteleros, que estas obras trasladen a la clientela durante las fiestas a otros puntos muy concurridos como la zona de la plaza de las Flores, el barrio de Santa Eulalia o la plaza de la Merced. «La gente busca otras alternativas al no sentirse cómoda con este ambiente», subraya. A esto hay que sumarle la preocupación de algunos hosteleros por las actividades o las programaciones de fiestas del Ayuntamiento que llevan a trasladar gran parte del ocio fuera del centro de la ciudad.

Los hosteleros de la calle Pérez Casas no olvidan el Mapa del Ruido llevado a cabo por el Ayuntamiento de Murcia y que delimitó la ciudad con una serie de actuaciones contundentes contra el ruido en las calles en tres sitios incluidos en las Zonas de Protección Acústica Murcia Centro (ZEPA): Universidad-Alfonso X; San Lorenzo, Santa Eulalia y San Juan, y San Pedro, Santa Catalina y Plaza de las Flores. Muestran su preocupación por las futuras licencias de terrazas en el paseo Alfonso X, no saben si se otorgarán, o los horarios que ya se impusieron con el Mapa del Ruido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook