20 de marzo de 2019
20.03.2019
Tribunales

Piden 19 años por dirigir una banda de Latin Kings y violar a dos miembros

La fiscal sostiene que el acusado puso en marcha la banda con una estructura muy jerarquizada y que castigaba a los integrantes cuando fallaban a una reunión

20.03.2019 | 17:40
El acusado, en el juicio.

Un hombre para el que se piden 19 años de prisión al estar acusado por la fiscalía de dirigir una banda latina y de violar a dos jóvenes integrantes de la misma ha negado los hechos y se ha declarado inocente en la primera sesión del juicio que se ha iniciado este miércoles en la Audiencia Provincial de Murcia.

Con este acusado, G.L., se sientan también en el banquillo A.F. y B.S., que se han acogido a su derecho a no declarar y para cada uno de los cuales se reclama una condena de dos años de prisión y multa de 2.340 euros por un delito de asociación ilícita.

La fiscal del caso sostiene en su escrito de acusación que G.L. puso en marcha en Murcia una banda de Latin Kings con una estructura muy jerarquizada y una disciplina que los integrantes debían respetar si no querían ser sometidos a distintos castigos, también físicos.

Esos castigos les eran impuestos a los asociados si no acudían a las reuniones que semanalmente convocaba este acusado o si dejaban de pagar la cuota de cinco euros semanales a lo que estaban igualmente obligados.

En su declaración, G.L. ha negado que liderara banda alguna y ha dicho que todo quedó en un grupo de amigos que se reunía con frecuencia para charlar, beber o realizar excursiones, sin que él se ocupara de convocar esos encuentros.

Ha negado también que tuviera mando alguno sobre los integrantes del grupo, para añadir que nunca perteneció a ninguna banda ni maltrató a nadie o le impusiera castigos físicos o de otro tipo.

Por otra parte, ha negado que violara a dos mujeres de la organización, para añadir, a preguntas de la fiscal del caso, que desconocía los motivos por los que estas denunciaron lo contrario.

En esta primera sesión de la vista oral ha declarado como testigo un hombre que en 2010, cuando ocurrieron los hechos, era menor de edad, y que ha explicado que cuando se encontraba en los terrenos de la Fica, en Murcia, fue agredido por un grupo de jóvenes de los que identificó ante la Policía a varios de los cinco acusados, dos de los cuales se encuentran en paradero desconocido.

Ha dicho que también se apoderaron de efectos personales del mismo.

Otro de los testigos ha sido una joven que en su día denunció que G.L. la había obligado a mantener relaciones sexuales, en su vivienda, para poder integrarse en la organización.

Hoy, sin embargo, ha rectificado parte de sus anteriores manifestaciones, al señalar que las relaciones sexuales se mantuvieron, pero que accedió a ellas "por tenerlas, no porque me amenazar con una pistola o de otra forma".

Cuando la fiscal le ha recordado lo que declaró en el Juzgado, la testigo ha dicho que en principio, cuando el acusado le dijo que debían tener sexo "yo no tenía ganas de ello, pero al final me acosté con él solo por hacerlo".

En esta primera sesión de la vista oral ha intervenido, en este caso, tras un biombo, un testigo protegido, que en esta ocasión no ha sido tan preciso en sus manifestaciones como lo fue cuando declaró en esa condición en el Juzgado de Instrucción.

Ha explicado que no recordaba qué le llevó a entrar en la banda, aunque ha señalado a G.L. como la persona que la dirigía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook