15 de marzo de 2019
15.03.2019
Clamor

Pendientes del cambio climático "por el futuro y el presente"

Cientos de estudiantes protestan en Murcia contra la inacción ante el calentamiento y porque "nuestra vida es más importante que el dinero", como se leía en una de las pancartas que hicieron

15.03.2019 | 18:42
Manifestación de estudiantes en Murcia

Cientos de miles de jóvenes se manifestaron este viernes a lo largo del mundo bajo el llamamiento Friday for Future; y España (y la Región de Murcia) contribuyó a engordar la cifra con miles de chicos de institutos y universidades que se sumaban al clamor. Luchamos por el futuro y el presente, se leía en una de las pancartas que portaron en la marcha de la capital murciana, que partió de La Merced y acabó en La Glorieta.

La huelga estudiantil por el cambio climático fue convocada a nivel mundial y supuso una revuelta generacional que apoya al movimiento Friday's for Future de Greta Thunberg, una joven sueca de 16 años. En Murcia, los promotores de esta iniciativa han sido 15 alumnos del IES Alfonso X más otros tres de la Universidad de Murcia. Angelica Venturini, un estudiante de Erasmus en Murcia, es una de ellos.

La manifestación comenzaba en la Plaza de la Merced a las 13.30 horas y ha continuado hasta la plaza de La Glorieta, pasando por la plaza Santo Domingo, Trapería y la Catedral. Manifestantes de todas las edades, principalmente adolescentes y universitarios, además de familias con sus hijos pequeños, daban voz a una de las 40 ciudades españolas donde tiene lugar la protesta, en este caso, en Murcia. Los participantes, al grito de Ni una especie menos, ni un grado más o No hay más tiempo, marcharon con la cara pintada y sujetando pancartas para reivindicar lo preocupante de esta situación. Entre los manifestantes, Angelica Venturini, una de las organizadoras, teme por el futuro de sus seres queridos e insiste en que es necesario comenzar a actuar ya porque nos quedamos sin tiempo: «Once años para arreglar el cambio climático no es nada», apunta al respecto.

Las principales razones para manifestarse varían según la franja de edad. Para José Sevilla, de mediana edad, surge de la necesidad de visibilizar esta causa porque «junto al feminismo, el ecologismo es una de las más importantes». Una diferente percepción expresa Blas Galián, de tercera edad, que reconoce que siempre ha tenido claro el significado del medio ambiente y que «el problema que tenemos, lo estamos creando». Incluso añade que «si el pueblo no sale a la calle, ya sabemos lo que pasará».

Según Francisco Ruiz Villaroya, un manifestante universitario, la motivación para secundar la huelga tiene una doble vertiente: concienciar y dar visibilidad al problema que genera el cambio climático como es el aumento de temperatura en todo el mundo y «la subida de media de 2 grados en Murcia», además de conseguir que «los gobernantes tomen medidas que son necesarias ya».

Los asistentes consideran que se precisan más gestos para revertir la situación del cambio climático, como es, por ejemplo, una mayor implicación en el ámbito político: «Los políticos no quieren que esto se resuelva, tendríamos que cambiar la política y votar a partidos que quisieran resolver este problema», admite Galián. Secundan esta causa los padres que acuden a la protesta con sus hijos que se presentan ante ellos como «el futuro», con lo cual creen necesario que «vayan conociendo el problema que tenemos». La manifestación tuvo una buena acogida en las redes sociales y ha servido para captar a algunos de los asistentes.

Helen, una estudiante francesa de Erasmus en Murcia, se ha enterado a través de estas plataformas: «Al ser algo internacional, me he enterado porque muchas páginas le han dado mucha promoción». Para que la manifestación se desarrollase con una mayor seguridad, la Policía Local de Murcia puso en marcha el dispositivo habitual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook