15 de marzo de 2019
15.03.2019
La Opinión de Murcia
Patrimonio

Un bien huertano de 150 años

La Consejería de Cultura inicia el expediente para declarar como Bien Catalogado una trilladora de más de siglo y medio de antigüedad de un vecino de Los Dolores

14.03.2019 | 20:55
Joaquín Belmonte (derecha) muestra la trilladora de su familia junto a su padre, Juan Antonio Belmonte (centro) y el pedáneo de Los Dolores, Pedro Morales.

La máquina perteneció a sus abuelos y sus padres, que se dedicaron a la agricultura.

Los utensilios y herramientas con las que los huertanos trabajaban la tierra hace décadas, e incluso siglos, adquieren un valor especial siendo Murcia una zona tradicionalmente de huerta que se ha caracterizado por la calidad de sus productos. Así lo considera la Consejería de Turismo y Cultura de la Comunidad Autónoma, que ha incoado un expediente para declarar Bien Catalogado «por su relevancia cultural» una trilladora-aventadora de más de 150 años de antigüedad que se encuentra aparcada en una zona de huerta de la pedanía murciana de Los Dolores.

Esta máquina pertecene a la familia de Joaquín Belmonte, vecino de Los Dolores que la guarda como oro en paño para que no sufra desperfectos por el valor sentimental que tiene para su familia. Belmonte explica a LA OPINIÓN que tanto sus abuelos como sus padres se dedicaron a la labranza de las tierras y a la agricultura durante toda su vida y recuerda que «con ella trillaban los campos de trigo, cebada, hierba del terreno y hierba mora, principalmente entre los meses de junio y agosto».

El trabajo con esta máquina permitía separar el grano de la paja. «Por un lado el grano se utilizaba para la molienda y así hacer harina para pan, mientras que la paja se cargaba en carros y era transportada» para las granjas de animales.

Tanto los abuelos como los padres de Joaquín Belmonte eran agricultores en la huerta de Murcia, «pero este trabajo tradicional se ha ido perdiendo con la llegada de las máquinas más modernas», indica el propietario de esta trilladora-aventadora marca Ajuria S.A. 80 R, al tiempo que bromea asegurando que «aunque tenemos las tierras, lo que faltan son ganas de trabajarlas, ya que es una labor muy dura».

Belmonte asegura que quien le ha ayudado en todo este proceso ha sido el propio alcalde pedáneo de Los Dolores, Pedro Morales, «quien se ha volcado para que se reconozca el valor de la trilladora». Morales recuerda que «la zona de Los Dolores es uno de los pocos espacios de huerta que aún se conservan en Murcia y maquinaria tradicional como esta trilladora debe ser protegida, para reconocer el valor que tiene».

El informe del jefe de Patrimonio Histórico de la Consejería de Turismo y Cultura señala que la citada trilladora «reúne los criterios de valor testimonial, autenticidad, integridad y valor tecnológico y de viabilidad, y se propone su clasificación como Bien Catalogado por su relevancia cultural según lo previsto en el artículo 4 de la ley 4/2007, de 16 de marzo, de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia».

Desde Cultura consideran que el valor testimonial de esta pieza es alto porque, a pesar de que en la geografía nacional se conservan ejemplares de más antigüedad (esta tiene 150 años), en la Región de Murcia sólo se tiene conocimiento de la existencia de esta pieza y de otra que se conserva en el Museo Etnológico de Alcantarilla. Además, la trilladora conserva su estructura original sin apenas modificaciones y el pasado año fue incluida en el desfile del Bando de la Huerta como máquina tradicional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook